deportes-acuaticos-ninos- banner-desktop.webp deportes-acuaticos-ninos-banner-mobile.webp

20/01/2023

Tres deportes acuáticos para niños

Llevar a tus hijos al mar, la playa o a una piscina suele significar mayor diversión para ellos. Te contamos sobre 3 deportes acuáticos que pueden realizar los niños, sus beneficios y cómo MILO® aporta la energía que necesitan para sus prácticas diarias. 

 

La práctica de los deportes acuáticos suele ser más llamativa para los niños por la idea de sumergirse en el agua. El principio de esta experiencia está en la natación. De acuerdo con la Fundación Española del Corazón, este ejercicio les permite activar todos los músculos del cuerpo. También mejora la velocidad, flexibilidad, coordinación, entre otros.

 

Deportes acuáticos recomendados para niños 

Son disciplinas que implican más gasto de energía. Por eso, es necesario un mayor aporte calórico, proveniente de una buena alimentación e hidratación. Incluye en sus comidas principales todos los grupos de alimentos, principalmente frutas y verduras.  

También incluye MILO®, especialmente en el desayuno de tus hijos y al finalizar sus prácticas. Es una excelente bebida que aporta toda la energía que tus pequeños campeones necesitan e integra diferentes nutrientes, que contribuyen al fortalecimiento de músculos y huesos y a reducir el cansancio. 

Estos deportes tienen un denominador común. A partir de este se les clasifica en los que se practican bajo, sobre y en el agua. Algunos son más exigentes y requieren determinada fuerza física y destrezas. Sin embargo, muchos de ellos se pueden comenzar a desarrollar desde la niñez. Aquí destacamos tres por cada grupo de actividad acuática. 

Padre acompañando a su hijo a practicar un deporte acuático  

1. Natación 

Edad para iniciar: 3 años. 

Existen diferentes estilos como el nado sincronizado, mariposa, relevos, entre otros, tanto individual como por equipos. Es una disciplina que requiere del trabajo de todos los músculos. Sin embargo, el nivel de exigencia depende del la maduración psicológica y física del niño. 

Algunos pueden requerir diferentes objetos, como pelotas o aros. Pero el equipamiento que exige es indispensable: gafas, taje de baño hecho de material especial, gorro, pinzas nasales y tapones para los oídos. Si tu hijo está al aire libre, no olvides el protector solar, bañador y chanclas. 

2. Kayak 

Edad para iniciar: 6 años. 

Se practica por parejas o individual. Los niños menores de 10 años deben participar con un compañero, siendo piragüistas de proa. Los mayores, dependiendo de su habilidad y experiencia, pueden hacerlo solos. Para empezar, permite que la práctica para tu hijo sea libre, que explore y se sienta útil, sin perder de vista la seguridad. 

Para este se requieren implementos como un kayak, remos especiales para su edad, dispositivos de flotación de acuerdo con su complexión y peso. Por otra parte, se necesita que el deportista tenga buen equilibrio, fuerza, calentamiento y preparación previa. 

3. Buceo 

Edad para iniciar: 10 años. 

Para practicarlo se requiere que el niño cumpla con buenas condiciones de salud y esté libre de problemas de: oído, respiratorios y alergias. Es importante que antes de empezar, tu hijo se realice una evaluación médica completa para descartar otras enfermedades que compliquen el desarrollo de este deporte o pongan en riesgo su vida. 

De parte del niño se requiere disposición, un gusto real por el buceo, atención, seguimiento de las reglas, confianza y mucha preparación previa. El equipo básico consta de: máscara, snorkel, cilindro de aire comprimido, aletas, traje de buzo, escarpines, regulador y chaleco de submarinismo. 

¿Cuáles son los beneficios de practicar deportes acuáticos?

 

Niña feliz practicando la natación como deporte acuático  

 

La actividad física en general contribuye a una mejor salud metal y corporal. Los deportes acuáticos no son la excepción. Ayudan a reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles y los niveles de colesterol y glucosa en sangre. También contribuyen a mejorar las capacidades de relacionamiento, psíquicas y físicas, especialmente proporcionan mucha diversión. 

Sin embargo, entre estos se diferencian en el nivel de desarrollo y las capacidades, habilidades y destrezas que se fortalecen. Cuanto más se practican, mayores son los beneficios. Unos de los que se destacan es la solidaridad y la ayuda. La Fundación Española del Corazón afirma que estos deportes exigen nociones de salvamento, por eso, los niños son empáticos y ágiles para reaccionar ante una situación de emergencia. 

¿Cómo motivar a un niño a practicar un deporte acuático? 

Al igual que con otras disciplinas deportivas, lo más importante es que el niño se sienta en la libertad de escoger el deporte o disciplina que llame su atención. Esta es  una forma práctica de lograr que tu hijo se comprometa y responsabilice ante cada uno de los entrenamientos deportivos que realicen.  

Después de tener en cuenta este principio, hay algunas estrategias que puedes poner en práctica para que se enamoren de algún deporte acuático. Los escenarios y la manera en que se realiza cada una de las prácticas puede ser un contexto atractivo para tus hijos.  

¿Qué tal si asisten a alguna competencia de natación o clavados? Esta es una forma de hacer que sientan por sí mismos cómo se desenvuelve este deporte y cuáles oportunidades tienen a su alcance para llevarlo a cabo.  

Niños felices surfeando en el mar como deporte acuático   

 

Incluso, si tienes la posibilidad, no es una idea descabellada que ellos hablen con alguno de los participantes, esto les dará perspectiva y les ayudará a comprender cuál es el siguiente paso que deben dar si realmente desean conocer de qué se trata.  

Lo siguiente, es que, si descubres que a tu hijo está decidido por un deporte acuático, lo inscribas en una academia o institución que le ayude a desarrollar las habilidades que necesita para desenvolverse con soltura en esta disciplina. En la natación o el kayak comenzar desde temprana edad garantiza un mejor desenvolvimiento a futuro.  

Si tu hijo es amante del agua, llegó el momento de acompañar a tu deportista con una bebida llena de energía nutritiva. MILO® es el único modificador de leche en polvo con ACTIV-GO® una exclusiva mezcla de malta y cocoa que tiene los minerales y vitaminas que contribuirán al optimo desarrollo de tu pequeño.  

Conoce más preparaciones frías y calientes deliciosas con MILO®.  

 

Fuentes:  

https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/salud-infantil/deportes-acuaticos-beneficios/ 

https://www.activeactivities.com.au/directory/category/sports/water-sports/article-water-sports-for-kids-172.html 

https://betalifemagazine.com/beginners-guide-to-watersports#learn 

https://www.womenshealthmag.com/fitness/a36544698/best-water-sports/