desayunos-creativos-y-nutritivos-banner-desktop.webp desayunos-creativos-y-nutritivos-banner-mobile.webp

11/01/2023

10 alimentos que no pueden faltar en el desayuno de los niños

Si quieres aportar nutrición y variedad a los desayunos de tus hijos, incluye alguno de los ingredientes que te compartiremos a continuación. No solo son versátiles, sino que también le aportarán muchos beneficios a la salud de tu hijo  

 

La primera comida del día es la más importante porque le estamos dando a nuestro cuerpo lo que necesita para que inicie con la energía y nutrientes adecuados. En este sentido, como padre de familia debes saber cómo elegir adecuadamente lo qué añadirás a la lista de la compra. A continuación, hablaremos de 10 alimentos para los desayunos de tu hijo que te ayudarán a darle la mejor calidad en cada receta.  

Contar con los ingredientes adecuados es la mejor manera de comenzar el día y conseguir que los niños obtengan todos los nutrientes que necesitan para desempeñarse adecuadamente durante su jornada diaria. 

Tener un poco de organización y planear las comidas con antelación es una manera práctica de ahorrar tiempo en las mañanas, realizar preparaciones deliciosas, conseguir que tu hijo conecte correctamente con los alimentos y reconozca por qué son fundamentales para su normal desarrollo.  

De hecho, siempre debes procurar apartar un tiempo en la rutina para compartir en familia e intentar que los niños le dediquen los minutos necesarios al desayuno. Para hacer este proceso mucho más fácil, desde MILO® te compartiremos los alimentos que le dan a tus recetas un toque especial y a tus desayunos un sabor delicioso. Toma nota de cuáles son:  

 

Huevos revueltos. Un ingrediente que no puede faltar en el desayuno 

 

1. Huevo  

En otros artículos ya te hemos mencionado las propiedades de este alimento. Es alto en proteína, contiene grasas saludables y varios nutrientes que el cuerpo utiliza como fuente de energía.  Además, son muy versátiles, por ejemplo, puedes añadirle un poco de queso, jamón, tomate y especias para sazonarlos y crear un desayuno completo o mezclarlo con un trozo de papa para preparar una tortilla española.  

2. Proteína animal  

Las carnes como los pescados, el cerdo, la res y el pollo tienen nutrientes que protegen la masa muscular y a su vez favorecen la movilidad de los niños. Aunque son más usuales en el almuerzo, una porción de proteína animal en el desayuno es una idea que puedes probar. Intercálala con los huevos, que también son un alimento proteico y así tendrás a la mano mayores opciones de recetas en las mañanas, algunas preparaciones son los omelettes o las tortillas de queso.  

3. Leche 

Aporta calcio, un mineral necesario para el mantenimiento normal de huesos. La mayoría de los niños toleran la leche entera, por lo que incluir un vaso en el desayuno es un complemento perfecto para su nutrición. En caso de que tu hijo tenga intolerancia a la lactosa, busca otras opciones de bebidas lácteas y consulta con su nutricionista.  

4. Queso 

Siguiendo con los productos lácteos, este ingrediente no solo es sencillo de consumir, sino que también te ayuda a ser creativo en la cocina. Sus diferentes tipos y presentaciones te permiten incluirlo en tostadas, huevos revueltos, ensaladas de frutas, entre muchas opciones más. Los niños necesitan todos los grupos de alimentos para su crecimiento, así que no te concentres en buscar quesos bajos en grasa, durante su etapa de desarrollo, no es necesario seguir esta indicación.  

 

Trozos de queso sobre un fondo blanco 

 

 

5. Panes y cereales 

Puedes elegir harinas integrales para preparar pancakes o waffles. En cuanto a los panes es importante cuidar la cantidad de porciones que le brindas a tu hijo. Al ser carbohidratos, aportan energía, pero para prevenir el aumento del azúcar en la sangre, debes procurar que su consumo sea el adecuado y durante los momentos precisos, en la medida de lo posible acompáñalos de una fuente de proteína, verduras o frutas. 

6. Frutas 

Existe mucha variedad y múltiples opciones que podrías incluir en preparaciones de todos los estilos. Las manzanas junto al kiwi para acompañar un yogurt griego o un poco de fresas tajadas sobre tostadas francesas para darle un toque de frescura. Las frutas aportan distintos nutrientes que les ayudan a sentirse llenos de energía y sin una sensación de hambre prolongada. Recuerda ofrecerle piezas enteras y evita que consuma jugos.  

7. Verduras 

La mayoría de las veces dejamos que las verduras solo sean protagonistas en la ensalada del almuerzo. Pero, se trata de un grupo de alimentos que tiene relación directa con el buen estado de salud de tu hijo. Contienen fibra, minerales y vitaminas que ayudan al sistema inmunitario, cuidan la visión, los músculos e incluso su consumo regular puede proteger al cuerpo de las enfermedades crónicas. Para incluirlos con mayor facilidad, te recomendamos probar primero con recetas tradicionales como el huevo o los sándwiches.  

8. Frutos secos  

Además de enriquecer la dieta, ayudan a reducir los niveles de colesterol por sus contenidos en antioxidantes, fibra, minerales y vitaminas B y E. Otro punto a favor de este alimento es que es rico en grasas buenas. Las almendras y las nueces por su textura y delicioso sabor pueden ofrecer un toque crocante a tus preparaciones dulces como una avena o un yogurt mezclado con fruta fresca.  

Y si quieres probarlos en recetas saladas, puedes comprar toppings para darle un sabor diferente a tus ensaladas. Otra buena idea es adicionarlos a la mezcla de pancakes o waffles. Eso sí, revisa en la tabla que no contenga aditivos ni cantidades altas de azúcar o sal.  

 

Los frutos secos son un ingrediente creativo y delicioso para tus desayunos

 

 

9. Avena  

Es un alimento rico en fibra, versátil y económico. Puedes prepararla a la manera clásica mezclando en un tazón leche, fruta y uvas pasas, por ejemplo. O probar otras delicias cocinando galletas o barras caseras. Entre sus beneficios nutricionales están su aporte significativo de fósforo, magnesio, hierro, proteína, manganeso y vitamina B1.  

10. Bebidas fortificadas 

El agua es la mejor opción de hidratación para tu hijo, pero si quieres que su desayuno sea divertido y continúe aportándole todos los nutrientes que necesita para su rutina, puedes escoger bebidas fortificadas con minerales y vitaminas que aportarán a su normal desarrollo.  

MILO®, por ejemplo, es el único modificador de leche en polvo que reúne el sabor delicioso de la cocoa y la malta con el componente exclusivo de ACTIV-GO®, que contiene seis vitaminas (B2, B3, B6, B12, C y D) y tres minerales (hierro, fósforo y calcio), que contribuyen al crecimiento y desarrollo de los niños. 

¿Quieres descubrir más ideas para hacer de las mañanas de tus hijos toda una aventura? Navega en nuestra página web y descubre recetas para darle a tu campeón un desayuno delicioso y nutritivo.  

¡MILO® te da energía, la meta la pones tú!  

 

Fuentes:  

https://kidshealth.org/es/kids/breakfast.html 

https://www.verywellfamily.com/best-foods-for-kids-2633967 

https://www.healthline.com/nutrition/breakfast-foods-to-avoid#Healthier-breakfast-options-to-try 

https://www.nidirect.gov.uk/articles/healthy-eating-children