Ejercitarse y divertirse es posible con actividades extra-escolares

La actividad física en niños

La Organización Mundial de la Salud recomienda que los niños entre los 5 y 17 años realicen al menos 60 minutos de actividad física al día, y al menos 3 días de la semana se deben hacer ejercicios para fortalecer los músculos y huesos. Así que las actividades en familia son la excusa perfecta para que tu hijo esté sano y además pase momentos inolvidables a tu lado.

Actividades recreativas para niños

1. Paseo en bicicleta:

Si tu pequeño aún no sabe montar bici, aprender será muy divertido y memorable, todos tenemos recuerdos de esas primeras veces que lo intentamos e incluso recordamos algunas anécdotas. Este tipo de actividades es ideal para fortalecer los músculos del cuerpo, en especial los de las piernas. Puedes ir a un parque o si tu hijo ya es un experto quizá puedan ir a ciclovía o lugares habilitados para este tipo de actividades.

2. Circuitos en casa:

Si prefieres no salir, puedes adecuar tu casa para que puedan hacer una rutina de ejercicio en familia, anima a tu hijo proponiéndole una carrera contrarreloj y el que lo complete en el menor tiempo posible gana un premio, puede ser algo tan sencillo como un desayuno sorpresa. Dentro de las actividades podrías incluir: saltar lazo, abdominales, sentadillas, planchas, flexiones de pecho y subir y bajar escaleras, entre otras. La cantidad e intensidad de los ejercicios debe variar dependiendo la edad y capacidad física de tu hijo.

 

3. Yoga para niños:

Está bien probar actividades diferentes y explorar formas de ejercitarse, puedes proponerle a tu pequeño iniciar el día con algunos ejercicios de yoga, además de activar todas las partes del cuerpo también ayudará a la mente, podrán relajarse y deshacerse de las tensiones. Este tipo de ejercicios contribuyen a una mejor postura, algo que es importante inculcar a temprana edad para evitar problemas de salud futuros; también ayuda a la concentración y relajación del cuerpo y la mente.

 

4. Deportes clásicos:

Puedes ir a la fija y elegir un deporte que le guste a tu hijo, quizá también podrías enseñarle juegos tradicionales como ‘quemados’ en basquetbol, o ‘mete gol, tapa’ en fútbol. También podrías proponerle deportes como el voleibol, ultimate o natación. Lo importante es que elijan actividades con las que tu campeón se sienta motivado y no obligado, así podrá divertirse y sentir que están compartiendo tiempo de calidad en algo que le gusta.

5. Torneo entre familias:

EL tiempo libre es la oportunidad perfecta para reunirse con amigos y familiares, podrías organizar una competencia. La idea es que compartan una mañana de muchas actividades en las que además de competir y ejercitarse, tengan un momento único. Este torneo podría tener actividades como: competencia de costales, pista de jabón, carrera de relevos y carretilla en parejas, entre otras. Para rematar la jornada deberían hacer un picnic en el que compartan algunos snacks nutritivos para niños deportistas; puedes llevar frutas, mini sándwiches de jamón de pechuga de pavo con queso y cajitas de MILO® .

 

Recomendaciones para la realización de actividades extra-escolares

  • No olvides que antes de cada actividad física deben hacer un calentamiento previo para evitar lesiones y al terminar, es importante hacer un buen estiramiento para no sufrir dolencias posteriores al ejercicio.
  • Una buena rutina de ejercicios y actividad física debe complementarse con una alimentación balanceada, los expertos en nutrición recomiendan que los niños coman al día 3 porciones de fruta, 2 de vegetales, 3 de lácteos e incluyan cereales, carbohidratos, proteínas y grasas.
  • Antes de las actividades debes darle a tu hijo un desayuno rico en nutrientes, el ideal puede ser unos rollitos de huevo batidos con jamón y queso, una porción de su fruta favorita y un vaso de leche descremada con dos cucharadas de MILO®, este además de ser muy rico contiene ACTIV-GO®, una mezcla de malta, 6 vitaminas y 3 minerales que ayudan al buen funcionamiento de los músculos y huesos, evita el cansancio y la fatiga y mucho más.
  • Es importante que tu pequeño se hidrate antes y después de la actividad física, esto garantiza el buen funcionamiento del cuerpo.
  • Recuerda contar siempre con elementos de bioseguridad para la familia si hacen actividades al aire libre o con otras personas.

La actividad física es clave para que tu hijo esté sano, fuerte y lleno de energía. Trata de inculcarle la importancia del ejercicio desde temprana edad y acompáñalo hacer actividades divertidas que además de ayudarle a su salud fortalecerá su relación, así lograrás que tu pequeño sea un campeón dentro y fuera de las canchas.

También te puede interesar

Alimentación saludable para tus campeones

Nutrifit® de MILO®: menos azúcar y las mismas vitaminas y minerales

5 hábitos saludables indispensables para todas las familias