5 hábitos saludables indispensables para todas las familias

El sueño de todos los papás es que su hijo tenga hábitos saludables; pero esto es mucho más fácil de lo que parece, si desde temprana edad empiezas a fomentar un estilo de vida sano, cuando sea grande no será un problema. La fórmula está en combinar 3 prácticas: comer balanceado + actividad física + dormir bien= niños sanos, fuertes y llenos de energía.

Por qué son importantes los hábitos saludables

Los buenos hábitos ayudan a tener sano tanto el cuerpo como la mente, y se deben empezar a inculcar cuanto antes, el Director General de la Organización Mundial de la Salud afirma que la primera infancia es un período de rápido desarrollo y una época en la que los hábitos de vida familiar pueden adaptarse para mejorar la salud.

Un niño que tiene hábitos adecuados tendrá músculos y huesos fuertes, estará activo, enérgico, tendrá buenos resultados en sus actividades físicas y escolares, estará menos propenso a sufrir resfriados comunes; además tendrá estabilidad emocional y una mente sana.

Hábitos saludables de oro para niños 

1. Alimentación balanceada y a horas 

Es importante que le des a tu pequeño las 5 comidas del día, estas deben incluir proteínas, carbohidratos, lácteos, cereales, grasas, frutas y verduras. A veces  por los afanes matutinos suelen saltarse el desayuno o restarle importancia, este es un gran error, esta primera comida del día es indispensable y debe estar balanceada, lo recomendable es incluir: un lácteo, un cereal, proteína y fruta.

Los expertos en nutrición  aseguran que un niño debe comer 3 porciones de fruta al día, 2 de vegetales y de 3 lácteos. El desayuno y las onces son una oportunidad para incluir este tipo de alimentos;  las frutas y vegetales son ricos en vitaminas, minerales, y fibra; los lácteos fortalecen los huesos y los cereales son fuente de energía.

Para el desayuno o las onces, puedes incluir una porción de la fruta favorita de tu hijo, un sándwich, un wrap, pancakes o galletas, queso, yogurth o un vaso de MILO® con leche descremada, además de ser delicioso tiene ACTIV-GO®, una combinación de malta, 6 vitaminas y 3 minerales, ideales para el mantenimiento de los músculos y huesos, tiene vitamina B2, B6, B12 y C que contribuyen a la disminución de la fatiga y el cansancio. A tu hijo le encantará y le dará mucha energía.

desayuno-nutritivo-para-niños
Cómo preparar un desayuno nutritivo para niños

2. Tomar agua

Es importante que con cada una de las comidas incluyas un vaso de agua, tu hijo necesita estar hidratado y además esta contribuye al buen funcionamiento del sistema digestivo.

3. Realizar actividad física

Los niños deben realizar al menos 60 minutos de actividad física al día, lo ideal es que al menos tres veces por semana incluyan actividades que fortalezcan y cuiden los músculos y los huesos.

Este hábito es indispensable para que tu pequeño tenga una salud ósea y funcional ideal, además mejora la flexibilidad y aumenta sus habilidades motoras.

actividad-física-para-niños
Tiempo de actividad física para niños

4. Dormir lo suficiente

Los niños dependiendo de su edad, deben dormir entre 9 y 11 horas, esto le ayudará a recuperar energía. Es importante que establezcas horarios regulares para irse a la cama y despertarse, esto ayudará a que se convierta en un hábito y a futuro no tenga problemas de sueño.

conductas-y-comportamientos-infantiles
Conductas y comportamientos infantiles

5. Fomentar el diálogo

Uno de los mejores momentos para conversar y compartir en familia es la hora de las comidas, intenta que por lo menos esto suceda una vez al día, aprovecha la situación para entablar una conversación natural con tu hijo, pregúntale cómo está, cómo estuvo su día; préstale atención cuando te habla y te cuenta sus historias, esto hará que se sienta importante y comprendido.

Según los expertos el desayuno en familia es una excelente oportunidad para que tu pequeño desarrolle su lenguaje, aprenda nuevo vocabulario y socialice.

diálogo-con-niños
Diálogo con niños en familia

Tips para tener los hábitos saludables 

  • Sorprende a tu hijo con recetas saludables diferentes, que no sienta que siempre le das lo mismo. También puedes hacer uso de tu creatividad y decorar el plato de su desayuno.
  • Intenta hacer diferentes actividades deportivas en casa para niños, un día pueden hacer aeróbicos en casa o tener una sesión intensa de baile o enséñale juegos de tu infancia; trata de sorprenderlo para que no se aburra y no sienta que es una obligación.
  • Trata de encontrar un deporte que puedan practicar en familia, esto lo motivará y además fortalecerá sus habilidades de trabajo en equipo.
  • Crea tablas de rutinas en las que estén incluidos los horarios de comidas y la hora de irse a la cama y levantarse, es una buena forma de crear hábitos, fomentar la disciplina, la responsabilidad y la independencia.

Tener hábitos saludables requiere de empeño, disciplina y voluntad. Tu ejemplo es muy importante para tu pequeño, por eso también debes comer sano, sacar tiempo para compartir esos momentos de comida juntos y ejercitarse en familia. Los resultados de un estilo de vida sano se verán reflejados en todo lo que tu campeón haga.

Fuentes:

OMS. (24 de abril 2019). Nuevas directrices de la OMS sobre actividad física, sedentarismo y sueño para niños menores de 5 años

https://www.who.int/es/news-room/detail/24-04-2019-to-grow-up-healthy-children-need-to-sit-less-and-play-more 

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/physical-activity