Ideas para una sana alimentación en vacaciones

Ideas para un estilo de vida saludable en vacaciones

Las vacaciones son una oportunidad para sorprender a los pequeños, hacer cosas diferentes sin tener que dejar de lado los hábitos saludables. Puedes hacer actividades que unan a la familia y les permitan pasar momentos memorables, como: cocinar juntos y realizar actividades recreativas, entre otras.

1.Desayunos y meriendas sanas y deliciosas

Saludable y balanceado no deben ser sinónimos de aburrido e insípido. En vacaciones es importante que tu hijo siga manteniendo una buena alimentación rica en vitaminas y minerales que le den la energía que necesita, pero lo puedes hacer más divertido que el resto del año:

 

  • Incluye a tu pequeño en las preparaciones, deja que su imaginación vuele y decore su comida; por ejemplo, puedes hacer pancakes y decirle que lo decore a su gusto con algunas frutas, le puedas tomar una foto junto con su obra para tener el recuerdo.

 

También puedes leer: Niños en la cocina: recetas, diversión y nutrición en un mismo lugar

 

  • Sorprende a tu hijo, si están en casa puedes servir las preparaciones de forma diferente, qué tal si algún día no le das la fruta picada normal, sino que haces una brocheta y con ayuda de palitos puedes hasta recrear una figura sencilla. Si lo llevas a algún lugar y debes empacar la merienda, puedes decorar la bolsita en la que le empacas el sándwich, el wrap o las galletas; también podrías escribirle mensajes que lo animen y le alegren el día.
  • La comida de siempre, pero con algo especial, la idea es que la alimentación saludable se mantenga hasta en vacaciones, por eso te recomendamos que le des a tu hijo los mismos alimentos pero con algunas variables; es decir, si le vas a servir un sándwich dale alguna forma diferente con ayuda de un cuchillo, puede ser una estrella o un corazón. Agrégale colores a los pancakes.
  • Decora sus bebidas y dale un sabor nuevo; por ejemplo, si le vas a dar leche con MILO®, puedes congelar algunas fresas o banano el día anterior y en la mañana poner un vaso de leche descremada con dos cucharadas de MILO® y la fruta congelada en la licuadora por 2 minutos, te quedará como una malteada deliciosa, adicional puedes “michelar” el vaso con MILO® en polvo.

 

MILO® además de ser muy rico tiene ACTIV-GO®, una combinación de malta, vitaminas y minerales como B6, B12 y hierro que contribuyen a la formación de glóbulos rojos y al transporte de oxígeno en el cuerpo. También tiene vitamina D, calcio y fósforo que contribuyen al buen funcionamiento de los músculos y el mantenimiento de los huesos.

Aquí puedes consultar algunas ideas para hacer meriendas sanas y deliciosas

Actividades en familia.jpg

2. Actividades en familia:

 

Aprovecha las vacaciones para fortalecer los lazos familiares, lo puedes hacer compartiendo a la hora del desayuno o haciendo actividades deportivas juntos:

 

  • El desayuno es un momento ideal para el aprendizaje, los expertos aseguran que compartir este tipo de actividades ayuda al desarrollo del lenguaje, la socialización y produce en los niños una sensación de seguridad, indispensable para su desarrollo y estabilidad emocional.
  • Intenta innovar en los lugares en los que toman el desayuno o las onces; por ejemplo, si siempre lo hacen en el comedor, podrían cambiar y hacerlo en el jardín, en el balcón, en el patio o hacer un picnic en un parque cercano.
  • Compartan actividades físicas juntos, pueden organizar caminatas, ir a montar bicicleta juntos, practicar algún deporte e incluso, arriesgarse hacer actividades diferentes como escalar o tomar alguna clase de baile.

 

3. Agrégale diversión a las rutinas:
 

Agrégale diversión a las rutinas.jpg

 

Aunque tu hijo esté en periodo de vacaciones, no puedes dejar de lado los buenos hábitos; sin embargo, para que no se sienta igual que durante todo el año y se aburra con facilidad, te damos algunas ideas.

  • Motiva a tu hijo para que ayude con las labores del hogar, puedes proponerle hacer los oficios primero y luego harán una actividad juntos, puede ser algo tan sencillo como practicar yoga, jugar o bailar.
  • Proponle a tu pequeño competencias con recompensa; el que ordene el cuarto primero se lleva un premio, pueden apostar un desayuno especial o un masaje de pies.

Diviértete estas vacaciones en familia y enséñale a tu pequeño que los hábitos saludables como la alimentación balanceada y la actividad física se deben mantener todo el tiempo; así estará sano, fuerte y lleno de energía como todo un campeón.