5 consejos para una alimentación infantil nutritiva

Lo infaltable en una alimentación infantil nutritiva

Los buenos hábitos alimenticios son la puerta al funcionamiento apropiado del organismo y al fortalecimiento de las defensas del cuerpo de los pequeños, por ello es tan importante conocer qué es lo que debes tener en cuenta en la alimentación infantil

 

1. Alimentos balanceados y nutritivos

En la primera comida del día se debe incluir una buena fuente de proteína, carbohidratos, frutas y lácteos. 

Intenta combinar de manera creativa alimentos saludables y deliciosos, esto no solo ayudará a tus pequeños a tener energía durante el día, sino también a apreciar sus comidas y disfrutarlas.

Encuentra aquí algunos ejemplos de tipos de desayunos nutritivos para niños que puedes hacer en casa. Acompañalos con una taza caliente o vaso frío de MILO® o vaso frío y dale a tu pequeño la energía necesaria para su actividad física durante el día. 

 

También te puede interesar: Retos físicos creativos para pequeños campeones

buenos-hábitos-alimenticios

 

2. Bebidas nutritivas

La hidratación es pieza clave en la alimentación infantil. El cuerpo de los pequeños necesita un consumo adecuado de líquido para evitar la deshidratación durante las jornadas deportivas. Los campeones deben beber agua a lo largo del día para tener y evitar cualquier riesgo de deshidratación.

Durante el crecimiento y desarrollo del niños debe tener en cuenta la actividad física que realice o el deporte que practique para una correcta hidratación y alimentación. 

Una cajita fría de MILO® puede convertirse en el mejor aliado de aquellos campeones que cada día se esfuerzan practicando con el balón o haciendo actividad física en los tiempos de ocio. 

 

3. Contenido nutricional

Las verduras y las frutas tienen en su interior muchas vitaminas y minerales que ayudan al funcionamiento óptimo del organismo y a protegerlo de algunas enfermedades. 

Los lácteos son vitales en el fortalecimiento de los huesos por lo que influyen directamente en el crecimiento de los chicos. 

Por su parte, el alto contenido proteínico de las carnes ayuda al procesamiento de la energía para mejorar la capacidad muscular del cuerpo; mientras que los granos son una buena fuente de carbohidratos complejos y proteína para aportar energía a la jornada. 

Los buenos hábitos alimenticios se construyen a partir del concomiendo de las propiedades de los alimentos. Por ejemplo una taza de MILO® tiene en su interior 3 vitaminas y 6 minerales, necesarios para el proceso de la energía, el fortalecimiento de los músculos y el funcionamiento normal del organismo.

nutrición-para-niños

 

4. Actividad física

La alimentación de los pequeños debe pensarse de acuerdo a su actividad física. Ya que los deportes de alto rendimiento demandan un consumo alto de calorías y carbohidratos, las cuales se pueden hallar en diferentes tipos de alimentos como las carnes y también bebidas nutritivas como MILO® que posee micronutrientes para apoyar el desempeño físico

Por esto es importante consultar con expertos los requerimientos nutricionales de tus pequeños. Puesto que ellos te dirán cuántas calorías requieren tus chicos o si su alimentación necesita de mayor inclusión de proteínas o carbohidratos.

 

5. Creatividad

A lo largo del día los pequeños necesitan recuperar energía y fortalecer su organismo, sin embargo, muchos de los alimentos más nutritivos no son del gusto de todos, por ello es importante la creatividad. Combina frutas con otras comidas para hacer figuras llamativas. Experimenta con la forma, imitando animales o rostros sonrientes. 

También puedes mezclar bebidas como MILO® con otros alimentos, descubre aquí recetas que contengan vitaminas y minerales que le sirvan al desarrollo y crecimiento de los niños. ¡Sorprendelos!

Tu imaginación es el límite para construir una dieta balanceada para tus pequeños. Ya conoces lo indispensable, ahora combínalo y experimenta con los alimentos.