Patinaje para niños: el deporte de los campeones colombianos

Iniciación en el patinaje para niños

Este deporte individual requiere de gran potencia física, habilidad y concentración. Es una de las prácticas deportivas más complejas que existen, ya que no solo compromete el cuerpo sino también una extensión de él como son los patines.

 

Para el patinaje para niños lo importante es tener ánimo, ganas y sobre todo paciencia. Si tus pequeños nunca han utilizado unos patines deberán practicar mucho antes de lanzarse en la aventura del despliegue físico. 

 

Llévalos a una academia donde los guíen en el uso, además de que los orienten en esos primeros intentos de andar sobre ruedas. Después del aprendizaje viene el esfuerzo personal y la práctica diaria. 

Familia realizando ejercicios de patinaje para niños

Te puede interesar: ¿Qué tipo de entrenamiento funcional pueden practicar tus pequeños?

 

Beneficios de patinar

Con el patinaje para niños, los pequeños podrán fortalecer su organismo, al igual que desarrollar habilidades sociales importantes para la vida. 

 

Entre algunas de las ventajas está: 

 

  • Fortalecimiento físico con mayor impacto en el tren inferior del cuerpo: piernas y glúteos.
  • Concentración y coordinación: Los patines son una extensión del cuerpo y deben aprenderse a controlar, por eso los niños deberán exigir al máximo su mente para estar concentrados entre equilibrio y fuerza.
  • Habilidades sociales: los pequeños aprenderán a confiar en su entrenador, al igual que sus compañeros de equipo, lo que hará que la interacción social sea alta y benéfica para el desarrollo.
  • Esfuerzo diario: Tendrá valores desde temprana edad. La responsabilidad, tolerancia a la derrota y entusiasmo serán pilares de los patinadores. 
Niños aprendiendo sobre patinaje

 

Consejos para patinar

Además de requerir mucha concentración, existen habilidades y aptitudes que los pequeños deben desarrollar para patinar, por eso es tan importante que:

 

  • Se fortalezca el cuerpo con ejercicios de pierna y resistencia, con el fin de afrontar competencias.
  • La postura es importante, por lo que el cuerpo debe ir hacia delante con la espalda recta, flexionando las rodillas. Procurar que la nariz, las rodillas y la punta de los patines estén alineados.
  • La caída es vital realizarla con habilidad, por eso la postura es importante. Siempre que sea inevitable una caída, es importante realizarla hacia delante a menor distancia del suelo. Procura recibir el golpe en los protectores de rodillas y manos.
  • Utiliza ropa cómoda, protectores de rodillas, codos y casco.
  • La postura, los giros y la caída son vitales para luego concentrarse en la velocidad.


 

Aunque el patinaje para niños es un deporte exigente, puede ser una gran aventura.  Usar patines es un sueño para muchos, por lo que llevarlo a un grado profesional sería gratificante para muchos y en el futuro traería muchas alegrías.

Apoya a tus pequeños en la decisión de elegir el patinaje, recuerda que es un deporte que requiere cuidado, por eso las clases son importantes para sentar unas bases que servirán para que sean mejores cada día. 

 

No olvides acompañar el proceso de tus hijos con alimentos que aporten gran cantidad de energía y nutrientes como MILO®.

 

También te puede interesar: Descubre la guía de nutrición del deportista