Guía para que tu hijo use tapabocas para hacer deporte

Consejos para usar mascarilla durante la actividad física y reducir el agotamiento

 

1. Conservar la distancia

Si decides salir con tu hijo de casa para hacer ejercicios al aire libre, una de las cosas más importantes que debes tener en cuenta es conservar la distancia. 

El uso de tapabocas para hacer deporte es un medio de protección, por lo que debes explicarle a tu pequeño que al estar compartiendo espacios con otras personas, tiene que conservarlo e intentar estar a un metro, como mínimo, de ellos para mantenerse a salvo. 

También puedes leer: Cómo fortalecer el sistema inmune de los más pequeños  

 

2. Elegir un tapabocas adecuado

Trata de elegir tapabocas quirúrgicos para tu pequeño, estos son livianos y le ayudarán a respirar mejor que si tiene uno muy pesado. Ten en cuenta que la mascarilla debe ser de la medida justa para la cara de tu hijo, así evitarás que se sienta incómodo y se le caiga todo el tiempo.

Puedes elegir junto a él tapabocas para hacer deporte de colores o de diseños, seguramente si le agrada alguno en específico es más probable que lo  mantenga puesto y no se resista a usarlo.

Es recomendable que una vez terminada la actividad física se deseche el tapabocas utilizado, ya que al sudar se crea humedad y esto puede ocasionar bacterias.

 

3. No hacer actividad intensa

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no realizar actividad física intensa con tapabocas debido al riesgo de reducir la capacidad respiratoria. De acuerdo a lo anterior, si vas a realizar deporte con tu hijo fuera de casa, ten en cuenta que debe ser moderado.

 

4. Hidratarse

La actividad física y la hidratación están completamente relacionadas, tu pequeño debe estar hidratado antes, durante y después, esto le ayudará  a que su cuerpo y sistema inmune funcione correctamente, estando activo y menos fatigado.

Durante la actividad física el niño debe mantenerse hidratado

 

5. Alimentación balanceada

Si tu hijo se alimenta de forma correcta tendrá la energía que necesita para ejercitarse, así estará activo, se cansará menos y tendrá un sistema inmune listo para dar respuesta a cualquier virus que quiera entrar en su cuerpo.

Una alimentación balanceada debe incluir frutas y verduras, carbohidratos, proteínas, cereales integrales, lácteos y grasas. Puedes complementar su alimentación con MILO®, ideal para el desayuno antes de hacer cualquier actividad física. 

Éste, además de ser delicioso, contiene ACTIV-GO®, una  combinación de malta, 6 vitaminas y 3 minerales que contribuyen al funcionamiento y mantenimiento normal de los músculos y huesos, al transporte de oxígeno en el cuerpo y reduce el cansancio y la fatiga, entre otros beneficios.

 

El uso del tapabocas es indispensable hoy en día, por lo tanto enséñale a tu pequeño la importancia de llevarlo en todo momento y que cumpla con las otras normas de bioseguridad, como mantener la distancia y lavarse las manos con frecuencia. 

 

¡No olvides el uso de tapabocas para hacer deporte! 

También te puede interesar: Actividades deportivas para hacer en casa con tu hijo - Desafíos para equilibrar la infancia virtual y física de tus pequeños