Guía de la resistencia aeróbica para niños

¿Qué es la resistencia aeróbica?

Es la capacidad que tiene el cuerpo (específicamente los sistemas circulatorios y respiratorios) de mantener una intensidad alta de ejercicio físico durante un largo periodo de tiempo gracias al balance de oxígeno.

 

La actividad física en los niños ayuda a las funciones cardio respiratorias, metabólicas, óseas y musculares; también tiene beneficios para la salud mental, pues está asociada a la menor presencia de síntomas de depresión.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los niños y jóvenes realicen al menos 60 minutos de actividad física al día, de los cuales lo ideal es que al menos se hagan:

 

·  Ejercicios de resistencia para mejorar la fuerza de los músculos del tronco y las extremidades.

·  Ejercicios aeróbicos vigorosos que impliquen esfuerzo óseo para fomentar la salud de los huesos y también que ayuden a las funciones cardiorrespiratorias.

Niña alegre nada en una piscina bajo el agua

También te puede interesar: Consejos para evitar la falta de energía infantil

 

Ejercicios de resistencia aeróbica

 

1. Juegos de carreras

Correr es una actividad aeróbica muy común, de la cual, hay varias opciones que ayudarán a fortalecer la resistencia aeróbica, como por ejemplo:

 

Carrera de relevos: Se pueden hacer dos grupos y fijar el límite que debe correr cada uno de los participantes.

 

Carretillas humanas: Además de ser un gran ejercicio para todos, resultará muy divertido. Se necesita hacer parejas, uno de los dos debe apoyar las palmas de las manos en el suelo y el otro le agarrará las piernas y así empieza la competencia.

 

Intenta realizar esta actividad en un césped o un terreno suave que no lastime las manos.

 

La lleva: Este juego ha sido practicado de generación en generación, es ideal para familias o grupos de amigos. Uno de los integrantes debe ir detrás del resto hasta que logre alcanzar a uno y tocarle el hombro, en ese momento grita ‘la lleva’ y ahora es esa persona la que va tras el resto y así sucesivamente. Lo mejor de esta actividad es que todos se ejercitan.

 

2. Deportes

La natación es la mejor opción para fortalecer la resistencia aeróbica, ya que es un deporte completo en el que se ejercitan todos los músculos del cuerpo y a su vez tiene impacto sobre los huesos y las articulaciones.

 

Otra alternativa es el tenis, el cual es un deporte de resistencia en el que se trabaja todo el cuerpo, desde los músculos del cuello hasta los pies. Se puede practicar de forma individual o en pareja.

 

3. Baile

Si a tu hijo le gustan las actividades divertidas y rítmicas, su ejercicio aeróbico ideal es el baile. Pueden optar por zumba, o algo más arriesgado como hip hop, break dance, capoeira, danza oriental o el ritmo que más disfrute tu pequeño.

Niños corriendo en el parque

 

Recomendaciones para niños deportistas

 

Supervisión de un adulto

Si quieres que tu hijo sea un deportista en potencia puedes consultar a un profesional médico para que evalúe la condición física de tu campeón y su resistencia aeróbica. También tu apoyo y compañía será clave.

 

Calentamiento previo

Para realizar cualquier tipo de actividad física se deben realizar ejercicios de calentamiento para aumentar la elasticidad de los músculos y los tendones y así evitar lesiones.

 

Estiramiento

Al terminar la rutina de ejercicio es obligatorio hacer el debido estiramiento, esto evitará dolores musculares y calambres.

 

Alimentación balanceada

Es clave para garantizar el rendimiento de tu campeón; por ejemplo, en las mañanas antes de entrenar debe tener un desayuno completo que incluya una porción de fruta, huevos, pan o galletas integrales y un yogurt o un vaso de leche con MILO®, que además de ser delicioso tiene ACTIV-GO®, una combinación de malta, 3 minerales y 6 vitaminas que ayudan a normal funcionamiento de los huesos y los músculos, entre otros beneficios.

 

La actividad física para niños es indispensable para su desarrollo. Para que tu hijo sea un campeón dentro y fuera de las canchas no olvides seguir estas recomendaciones sobre resistencia aeróbica y estar presente en todo su proceso.

 

También puedes leer: 

MILO®: La importancia de ACTIV-GO® en la nutrición de los niños