Glosario de nutrición infantil

Glosario de nutrición infantil

Glosario de nutrición infantil.png

Ácido ascórbico:

 

Más conocido como Vitamina C, ayuda al crecimiento y reparación de los tejidos, colabora en la absorción del hierro y ayuda al normal funcionamiento del sistema inmune. Está presente en cítricos como la naranja o en frutas como la guayaba.

 

Aminoácidos:

 

Son las unidades que componen a las proteínas. Si bien necesitamos de los 21 existentes, los que más requerimos en mayor cantidad son los esenciales, que son imprescindibles y no los produce el cuerpo por lo tanto vienen de los alimentos: histidina, treonina, arginina, valina, isoleucina, lisina ,metionina, fenilalanina, triptófano y leucina. Los no esenciales son producidos por el cuerpo; ácido aspártico, prolina, cerina, asparagina, cisteína, ácido glutámico, alamina, arginina, glicina, tirosina y glutamina. Son necesarios para el crecimiento desarrollo de los niños. Contribuyen a reparar tejidos, descomponer los alimentos y son fuente de energía, entre otras funciones.

 

ACTIV-GO®:

 

Está presente en el MILO®, es una exclusiva combinación de malta; 6 vitaminas: D, B2, Niacina, B6 y B12) y 3 minerales: Calcio, Hierro y Fósforo. Contribuye al normal mantenimiento de los huesos, funcionamiento de los músculos, formación de glóbulos rojos, ayuda al transporte de oxígeno en el cuerpo y reduce el cansancio y la fatiga, entre otros beneficios.

 

Calcio:

 

Es un mineral presente mayormente en los lácteos, también se encuentra en legumbres, frutos secos, pescados y mariscos. Es necesario para el normal crecimiento y desarrollo de los huesos y ayuda al normal funcionamiento de los músculos y nervios.

 

Caloría:

 

Es la unidad de medida de la energía. Las calorías son necesarias para tener la energía necesaria y garantizar un buen funcionamiento del cuerpo; estas se utilizan en el proceso de respiración, son necesarias para que el corazón funcione y para realizar actividad física, entre otras funciones.

 

Carbohidratos y/o Hidratos de carbono:

 

Son la fuente de energía más importante. Existen los simples: presentes en las frutas y alimentos refinados; y los complejos: se encuentran en cereales y almidones.

 

Cobalamina:

 

Conocida como Vitamina B12, es necesaria para la formación de glóbulos rojos  y el buen funcionamiento del sistema nervioso.

 

Colágeno:

 

Es una proteína que  mantiene unidos los tejidos del cuerpo. Ayuda a fortalecer los huesos, permite la elasticidad de la piel y los tendones.

 

Colecalciferol:

 

Es la vitamina D3, se obtiene principalmente al recibir los rayos del sol en la piel o por alimentos  como los pescados grasos. Esta contribuye a absorber el calcio y fijarlo en los huesos.

 

Fósforo:

 

Es el segundo mineral más abundante en el cuerpo,  es necesario para fortalecer los huesos, los músculos y los dientes. Está presente en cereales, legumbres, pescados y leche, entre otros alimentos.

 

Fructosa:

 

Es un azúcar natural presente en las frutas y vegetales, se metaboliza principalmente en el hígado.

 

Glucosa:

 

También conocida como dextrosa, es la principal fuente de energía del cuerpo. Su consumo debe ser controlado.

 

Hierro:

 

Es un mineral que contribuye al transporte de oxígeno en el cuerpo. Está en alimentos como la carne y vegetales de hojas oscuras.

 

Macronutrientes:

 

Son los nutrientes encargados de aportar la mayor cantidad de energía al cuerpo, están en los carbohidratos, las grasas y proteínas.

 

Malta:

 

Es un cereal derivado de la cebada o el trigo, tiene un gran contenido de carbohidratos, proteínas y vitaminas.

 

Micronutrientes:

 

Son vitaminas y minerales que se necesitan en menor proporción y se obtienen a través de los alimentos.  Son importantes para el crecimiento del cuerpo, las funciones cognitivas y fisiológicas. 

 

Minerales:

 

Son nutrientes necesarios para el desarrollo y buen funcionamiento del cuerpo. Los más importantes para los niños son: calcio, hierro, fósforo, potasio y zinc, entre otros.

 

Niacina:

 

Es la vitamina B3, ayuda a convertir los alimentos en energía. Se encuentra en el pollo, carne, pescado, nueces, legumbres y cereales, entre otros.

 

Piridoxina:

 

Es la vitamina B6, contribuye al desarrollo normal del cerebro, fortalece el sistema nervioso e inmune y produce la hemoglobina, necesaria para transportar el oxígeno en la sangre. Está presente en las carnes, pescados Proteínas, cereales integrales y frutas y verduras.

 

Riboflavina:

 

También conocida como vitamina B2, se encarga de transformar los alimentos en energía, justo por eso es tan importante en la alimentación infantil, para que los niños estén vitales para sus actividades diarias.

 

Sacarosa:

 

Es el azúcar blanco común.

 

Vitaminas:

 

Son sustancias necesarias para el crecimiento y buen funcionamiento del cuerpo. Se dividen en: liposolubles, solubles en grasas, estas se almacenan en el hígado y los tejidos grasos; e hidrosolubles, solubles en agua, no se almacena por mucho tiempo y se eliminan por medio de la orina, por lo tanto su consumo debe ser regular.  Están presentes en los alimentos.

 

 

Para que tu pequeño tenga un estilo de vida saludable es necesario que la alimentación sea balanceada, que incluya vitaminas y minerales presentes en las frutas, verduras, carbohidratos, lácteos, cereales, proteína y grasas. También es recomendable que haga mínimo 60 minutos de ejercicio al día. Así tu hijo será un campeón en las canchas y fuera de estas.


También te puede interesar:MILO®: La importancia de ACTIV-GO® en la nutrición de los niños