Ejercicio en casa y por fuera de ella durante las vacaciones

Hacer ejercicio en casa

La actividad física tiene monumentales beneficios para la salud física y mental de los niños. Antes de realizarla, siempre debes priorizar el calentamiento y estiramiento, el cual permitirá que el cuerpo se adapte y se prepare para lo que viene. 

 

Conoce a continuación, algunos ejercicios en casa y por fuera de ella que ayudarán a seguir promoviendo este hábito tan importante en los niños durante las vacaciones.

 

1. Ejercicios en casa con retos físicos

En vacaciones no hay excusa para que no se pueda pasar tiempo en familia. Aprovecha alguno de los espacios que tengas libres y establece horarios para que tú y tus hijos realicen algún tipo de ejercicio en casa

 

Crea circuitos con ejercicios cardiovasculares o de fuerza y dáles a cada uno un número de repeticiones y series, por ejemplo, un circuito de flexiones de pecho, sentadillas, saltos y sprints, cada uno de 10 repeticiones por 5 series.

Niños haciendo ejercicio en casa

También puedes leer: 5 ejercicios para un calentamiento deportivo ideal para niños

 

2. Partidos por equipos

Elige el deporte favorito de tus pequeños para competir fuera de casa. Arma equipos, puede ser de dos contra dos y jueguen baloncesto, voleibol o fútbol. 

 

Incluso puedes invitar a tus vecinos o los mejores amigos de tus hijos, esto además de servir para que estén activos en vacaciones, también fortalecerá lazos de hermandad y amistad con las personas que más aprecian.

 

3. Paseos en bicicleta

El tiempo en familia por fuera de casa es muy divertido, tanto tú como tus hijos sentirán mayor libertad para compartir y realizar la actividad que se propongan sin los limitantes que puedan existir en casa.

 

Decídete por algunos paseos en bicicleta y elige un lugar diferente cada día o en las jornadas que hayas dispuesto en tu calendario. Los kilómetros recorridos pueden ir aumentando poco a poco a medida que tu hijo se vaya adaptando. Esta es una actividad de resistencia ideal entre padres e hijos.

 

4. Ruleta deportiva

No todo puede ser el deporte favorito de tus hijos, prueba con actividades que jamás hayan hecho. Las vacaciones son una temporada para experimentar y divertirse. 

 

Crea una ruleta con nombres de deportes o mete en una bolsa papeles con diferentes actividades, haz que tus pequeños agarren una nueva cada día y el deporte que saquen será el que practiquen. Tal vez termines jugando ping pong, béisbol, o incluso haciendo yoga. 

Familia divirtiéndose jugando ping pong

 

No descuides la alimentación durante las actividades

Antes de cualquier actividad física, recuerda que el cuerpo debe estar lleno de energía, la cual viene de una alimentación saludable y equilibrada.

 

Haz de las comidas diarias el deporte número uno en familia. Asegúrate de tener un desayuno equilibrado junto a tus pequeños y repítelo al almuerzo y la cena. 

 

Los refrigerios también pueden ser un momento para pasar en familia después de haber hecho actividad física. Puedes apoyarte en frutas, un sándwich y una cajita de MILO®, que con su ACTIV-GO® ayudará a tu hijo a recuperar la energía que pudo haber gastado.

 

El PROTOMALT® es lo que hace al ACTIVE-GO de MILO® tan especial, ya que es un extracto de malta único que tiene en su interior 9 micronutrientes, estos ayudan al normal funcionamiento del sistema inmune, al normal crecimiento de los huesos y la activación muscular.

 

Unos de los componentes fundamentales en el ACTIVE-GO®  son el calcio, el hierro y el fósforo, minerales llevarán a que tus pequeños fortalezcan su sistema inmune, el metabolismo de la energía y desarrollen músculos fuertes.

El deporte y la actividad física deben estar presentes en las vacaciones para no descuidar lo hecho en el resto del año y seguir manteniendo el ritmo.

 

Decídete por hacer ejercicio en casa y por fuera de ella y pasa un tiempo de calidad en familia, mientras tus hijos siguen fortaleciéndose para ser unos campeones en el futuro.


 

Te puede interesar: Maneras de hacer stretching