Beneficios de la actividad física para el sistema inmune

Beneficios de la actividad física en niños y adultos

La actividad física, incluso, ha contribuido a mejorar la salud de deportistas famosos, como es el caso de Michael Phelps, ex nadador, quien a sus 11 años fue diagnosticado con desorden de la hiperactividad, pero fue justo el deporte el que jugó a su favor a tal punto de convertirse en el deportista olímpico más condecorado de todos los tiempos.

Deporte-en-familia

 

 

 

  • 1. Contribuye al buen funcionamiento del sistema muscular y cardiorrespiratorio y al fortalecimiento de los huesos.

  • 2. Puede ayudar a eliminar bacterias de los pulmones y bronquios, esto reduce el riesgo de sufrir gripas o resfriados.

  • 3. Produce cambios en los anticuerpos y en los leucocitos, son las células del sistema inmune conocidas como glóbulos blancos, se encargan de defender el cuerpo ante infecciones y enfermedades. Por lo tanto, con la práctica de actividad física diaria circulan más rápido y la detección de agentes extraños en el cuerpo es más pronta y efectiva.

  • 4. Evita el crecimiento de bacterias, esto sucede porque durante y después del ejercicio hay un aumento en la temperatura que hace que las bacterias que provocan infecciones no prosperen.

  • 5. Disminuye la secreción de cortisol, la hormona del estrés, esto es positivo porque cuando hay índices elevados de estrés la probabilidad de presentar infecciones es mayor, pero si se hace ejercicio durante la semana el riesgo es menor.

También puedes leer: Importancia de las vitaminas y minerales para niños

 

Actividades en familia para ejercitarse

Actividades-en-familia

 

El ejercicio es necesario para todos los miembros de la familia por eso es una buena idea que puedan compartir actividades físicas que además de ejercitarse les permita pasar momentos memorables juntos y compartir. Aquí te damos algunas ideas:

  • Salir a trotar o de caminata ecológica. En la primera pueden hacer competencias, será una jornada de ejercicio intensa y divertida. Para la segunda, debes disponer de un poco más de tiempo y además de ejercitarse pueden estar en contacto con la naturaleza e incluso puede ser una oportunidad para hacer un picnic en familia en el campo.

 

  • Aeróbicos en casa o pilates, cualquiera de estas actividades se pueden realizar sin salir. Son sencillas y divertidas; por ejemplo,  puedes sostener los pies de tu pequeño mientras hace abdominales, vas contando y a la vez motivándolo y diciéndole que sí puede.

 

  • Deportes como fútbol, básquetbol y vóleibol son perfectos para compartir en familia. Pueden organizar una mañana de fin de semana para un partido, quizá puedan invitar a otros familiares y amigos y organizar un torneo durante un mes, esto además de ejercitarse será divertido y motivará a tu pequeño.

 

  • Actividades como nadar, patinar o montar bicicleta, pueden ser una gran opción, puedes alternarlas para que no sea repetitivo y tu pequeño sienta que es activo y hacen cosas diferentes todo el tiempo.

 

  • Bailar también es una actividad física y puede ser muy divertida, pregúntale a tu pequeño por sus gustos musicales o tú le puedes proponer ritmos para que explore.

 

Recomendaciones

Actividad-física

 

  •  Recuerda hacer calentamiento previo a la actividad física y estiramiento al terminar, con el fin de evitar lesiones y dolencias.
  • La actividad física debe complementarse con una alimentación balanceada que aporte vitaminas y minerales, esta es necesaria para proporcionarle energía y que tu pequeño esté sano. Los expertos en nutrición recomiendan que los niños deben comer al día 3 porciones de fruta, 2 de vegetales, 3 lácteos, carbohidratos, proteína, cereales y grasas.

  • La hidratación es indispensable, es importante que acompañes cada una de las comidas de tu hijo con un vaso de agua y además se hidrate antes y después de hacer actividad física.

  • Elige snacks nutritivos para niños deportistas; por ejemplo, después de las actividades físicas puedes darle una porción de su fruta favorita, un sándwich o un wrap de jamón y queso  y un vaso de leche con dos cucharadas de MILO®, este además de tener un sabor delicioso tiene ACTIV-GO®, una combinación de malta, 6 vitaminas y 3 minerales que ayudan al buen funcionamiento de los músculos y huesos, evita la fatiga y el cansancio y mucho más. Y si van a estar fuera de casa puedes elegir MILO® en cajita que ya está listo.

 

Recuerda que para que tu hijo esté sano y fuerte debes inculcarle hábitos saludables como la alimentación balanceada y el ejercicio diario, esto además le ayudará a ser disciplinado y será la oportunidad ideal para estar cerca y compartir momentos inolvidables en familia.

También te puede interesar: Alimentos y ejercicios para reforzar las defensas de los niños