Importancia de la hidratación en niños

La hidratación en niños como estilo de vida saludable

La correcta hidratación del cuerpo tiene beneficios para la salud, por eso es importante que tu hijo tome agua a diario; lo ideal es que por cada kilo beba de 50 a 60 mililitros;  por ejemplo, si tu pequeño pesa 35 kilogramos debe tomar  alrededor de 2 litros al día.  

Para que tu pequeño tenga un estilo de vida saludable la Organización Mundial de la Salud recomienda que practique al menos 60 minutos de actividad física al día; por lo tanto tu hijo tendrá un gasto de energía, sudará y necesitará hidratarse; los niños, por lo general, no reconocen la sensación de sed, por eso debes estar atento para que beba el líquido necesario.

 

Beneficios del agua

 

Importancia de la hidratación en niños.jpg

 

  • Potencia el transporte de vitaminas y minerales al interior de las células.
  • Ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo, esto se hace a través del sudor, la orina y las heces.
  • Contribuye al buen funcionamiento del sistema digestivo, si tu pequeño consume la cantidad de agua necesaria es menos probable que tenga problemas de estreñimiento.
  • Mantiene hidratados los tendones, las articulaciones y las mucosas, así se evita el riesgo de sufrir calambres o esguinces.
  • Alivia la fatiga, si el cuerpo está hidratado el corazón puede funcionar correctamente sin hacer esfuerzo de más al igual que el resto de los músculos.
  • Regula la temperatura del cuerpo, el agua tiene propiedades térmicas por lo tanto su consumo ayuda a eliminar el calor y garantiza una temperatura ideal durante todo el día.

 

Recomendaciones a la hora de la hidratar a tu pequeño

  • 1. Los expertos en nutrición recomiendan que cada comida se debe acompañar con un vaso de agua.
  • 2. Trata de enseñarle a tu pequeño la importancia del consumo de agua para que haga de este un hábito y así cuando sea adulto no será un sacrificio.
  • 3. Además tu pequeño puede tomar otros líquidos que también le aporten agua; como: las frutas, las sopas, el yogurt o un vaso de leche descremada con dos cucharadas de MILO®, en días calurosos se lo puedes dar frío y será una bebida refrescante, además de ser delicioso tiene ACTIV-GO®, una combinación de malta, 6 vitaminas y 3 minerales que ayudan al buen funcionamiento de los músculos y huesos, entre otros beneficios.
  • 4. En la lonchera puedes incluir un MILO® en cajita para que tu hijo tome después de jugar, y así recupere la energía perdida.

 

Recuerda que para que tu hijo tenga un estilo de vida saludable debe tener una alimentación balanceada, realizar actividad física y una correcta hidratación. Así será un campeón dentro y fuera de las canchas.