Guía para realizar abdominales en casa y sus beneficios

Haz abdominales en casa junto a tus hijos

Los abdominales están relacionados con la estética; sin embargo, poco se habla de sus beneficios para la salud. Descubre cómo incluir los abdominales en casa en las rutinas de ejercicios de los niños y por qué es importante fortalecer esta parte del cuerpo.

Mamá enseñando a su hija cómo hacer abdominales

 

Uno de los ejercicios que más cuesta hacer son los abdominales porque son agotadores, requieren esfuerzo y están directamente relacionados con tener una figura 10/10, pero ¡calma! La idea no es que tu hijo tenga un abdomen marcado, si no que  incluya estos en sus rutinas de entrenamiento y reciba los beneficios que traen a la salud. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los niños entre 5 y 17 años de edad realicen al menos 60 minutos de actividades físicas al día, principalmente aeróbicas de moderadas a intensas, que ayuden a fortalecer los músculos y huesos. Por lo tanto, hacer abdominales en casa puede ser una buena opción. 

 

También te puede interesar Entrenamiento en casa, una actividad en familia para grandes y chicos  

 

Beneficios de los abdominales en casa para la salud

 

1. Mejoran la postura

Es común escuchar a los papás decirles a sus hijos que se “sienten derechos”, o que “caminen con la espalda erguida”; quizá la solución a esto sean los ejercicios abdominales, porque fortalecen los músculos de esta parte del cuerpo y esto ayuda a que los niños puedan tener una postura adecuada y no estén jorobados, adicional, evitará un desgaste prematuro de la columna vertebral.

 

2. Mejoran el equilibrio

Los abdominales son los que soportan el tronco del cuerpo, si esta parte está en buenas condiciones, tu hijo podrá hacer todas las actividades que quiera con confianza. Si esto no pasa, se puede recargar la fuerza en la espalda ocasionando problemas a futuro.

 

3. Mantienen los órganos protegidos

La mayoría de órganos vitales están en la zona abdominal, los músculos abdominales funcionan como un escudo para protegerlos de golpes, lesiones y caídas; si esta parte del cuerpo está fuerte, su estómago, hígado, páncreas e intestinos estarán a salvo.

Niña haciendo abdominales en casa con ayuda de un sofá

 

4. Contribuye al buen desempeño deportivo

Los deportes requieren un esfuerzo de la zona abdominal; por ejemplo, lanzar pelotas, recibirlas, nadar, patinar, etc., justo esta parte del cuerpo ayuda al soporte y estabilización. Si los abdominales de tu campeón están entrenados, podrá tener más fuerza y desempeñarse mejor en la disciplina que practique. 

 

5. Ayuda a prevenir lesiones

Si tu hijo tiene una postura correcta y unos abdominales fuertes ayudará a que haga las actividades físicas de la mejor forma evitando lesiones a corto y largo plazo. Ojo, esto no significa que para que esté sano tiene que tener esta parte del cuerpo marcada.

 

3 tipos de abdominales para hacer en casa

Abdominales clásicos

Para que los abdominales en casa sean divertidos, puedes tener el rol de entrenador personal. Vas a sujetarle los pies a tu hijo mientras él hace los abdominales, puedes ir contando en voz alta y animándolo. 

Intenta hacer el ejercicio por sesiones, puedes ir aumentando la cantidad; por ejemplo, arrancar con 10, descansar 1 minuto; luego 15, descansar y finalmente, 20. Luego pueden intercambiar el rol. 

Si quieres subirle el nivel puedes agregar un par de golpes en las palmas de las manos cada vez que suba. 

 

Planchas y fútbol

Pueden fortalecer el abdomen y jugar a la vez. La idea es que se pongan en posición plancha frente a frente con los brazos extendidos, las palmas de las manos y las puntas de los pies apoyadas en el suelo, dejando una distancia considerable. Luego empezar a lanzar la pelota y evitar que pase por debajo del torso.

El arco de la cancha lo harán tus brazos. Pueden hacerlo por sesiones cortas (3 a 5 minutos) y gana el que más goles haya metido durante este tiempo. Este ejercicio es ideal para hacer con niños, porque además de jugar y divertirse, su abdomen se estará fortaleciendo.

 

Elevar las piernas

Puede hacerlo sentado o acostado en una esterilla. La idea es que eleve las dos piernas a un ángulo de 70º y mientras lo hace concentre toda la fuerza en el abdomen.

No olvides que para que tu hijo sea un campeón debe hacer actividad física a diario y tener una alimentación balanceada que le dé la energía que necesita para los retos diarios. Después del entrenamiento y de hacer abdominales en casa necesitará recargarse, así que dale una cajita de MILO® con su snack favorito

 

También te puede interesar

Convivencia en el hogar para vivir en armonía