Alimentos y ejercicios para reforzar las defensas de los niños

Sabemos que subir las defensas de los niños es una preocupación constante, pero no es un misterio, basta con mantener un estilo de vida saludable que incluya una alimentación balanceada, actividad física y hábitos sanos.

Es normal que tu hijo tenga resfriados o se enferme de vez en cuando, si eso pasa no significa que necesites urgentemente subir sus defensas; sin embargo, te damos algunos tips para que los apliques día a día, estos ayudarán para que tu pequeño esté sano y lleno de energía.

1. Una alimentación saludable es clave:

Una buena alimentación debe incluir frutas, verduras, proteínas, cereales y carbohidratos. Todo de forma balanceada. Para subir las defensas de tu hijo debes incluir en su alimentación:

Vitamina C: está presente en las frutas como los cítricos y la guayaba,  en el tomate, el brócoli y las espinacas, entre otros. Esta vitamina es ideal para prevenir resfriados comunes.

Hierro: este mineral es necesario para el crecimiento y el desarrollo del cuerpo, además produce hemoglobina necesaria para el transporte del oxígeno. Está presente en las carnes, verduras como las acelgas y espinacas, legumbres y frutos secos entre otras.

Zinc: es importante porque ayuda a la formación de glóbulos blancos. Se puede encontrar en carnes, pollo, huevos, arroz integral y avena.

Además de darle a tu pequeño una alimentación balanceada que incluya los anteriores alimentos, puedes adicionar un vaso de MILO ® en el desayuno o las onces, contiene ACTIV-GO® que se compone de malta, 6 vitaminas: C, D, B2, B6, B12 y niacina; también incluye 3 minerales: calcio, hierro y fósforo.

Además de ser delicioso y único en el mercado contribuirá a la reducción del cansancio y la fatiga gracias a su contenido de vitaminas y nutrientes. Y le dará energía a tu pequeño.

Alimentación-saludable
Alimentación saludable para subir las defensas de los niños

 

2. Se constante con la actividad física

La Organización Mundial de la Salud recomienda que los niños deben hacer mínimo 60 minutos de actividad física al día con el fin de mejorar las funciones respiratorias, musculares y óseas. Pueden ser juegos, deportes, desplazamientos, ejercicios o actividades recreativas.

Motiva a tu hijo a practicar algún deporte y, deja que él elija el que más le guste para que lo disfrute  y no lo sienta como una imposición.

Puedes motivarlo a hacer actividades diferentes, pueden intentar hacer yoga, será una experiencia novedosa  con varios beneficios, además de ser divertido, mejorará su postura, hará ejercicios de respiración, tendrá mejor flexibilidad y ejercitará todo su cuerpo.

Salud física y mental

Lo recomendable es empezar por la respiración, inhalar y exhalar por la nariz. Luego continúa con posturas sencillas, si tu hijo no puede hacer alguna no lo obligues a repetirla una y otra vez, intenta practicar diferentes para que no se aburra. Anímate a practicar en familia y vive un momento divertido.

actividad-física-en-los-niños
Beneficios de la actividad física en los niños

Es importante que inviertas tiempo en aumentar las defensas de tu hijo, además de tener un estilo de vida saludable, evitarás complicaciones de salud a futuro y tu campeón se enfermará menos. Anímate a hacer actividades diferentes y motívalo a probar alimentos nuevos que le den energía para sus actividades diarias.

También te puede interesar: 

Cumpleaños en casa

 

 

Fuentes:

World Health Organization. (Abril de 2011).

World Health Organization. Recomendaciones mundiales sobre la actividad física para la salud. 

World Health Organization. La actividad física en los jóvenes.