5 ejercicios cardiovasculares para futuros campeones

Actitud y hábitos de campeones

Los más pequeños de la casa están llenos de energía, todo el tiempo quieren jugar, practicar su deporte favorito y ganar trofeos. 


Cultiva esta actitud en tus hijos, llévalos a entrenamientos deportivos, construye un menú equilibrado para que su cuerpo esté en perfectas condiciones para competir y, sobre todo, acompáñalos durante todo este proceso. Enséñales cómo los ejercicios cardiovasculares sacarán lo mejor de ellos.

 

Ejercicios cardiovasculares

Los ejercicios cardiovasculares permiten mejorar el desempeño de los niños y prepararlos para entrenamientos y grandes competencias. Ayudan a cuidar el corazón y combatir problemas cardiovasculares en el futuro.

Este tipo de ejercicios también permiten que la capacidad aeróbica de los niños aumente, por lo que el control del cuerpo, la respiración y el desgaste serán manejadas de manera óptima para actividades futuras, así los pequeños podrán afrontar cualquier tipo de ejercicio con mejores habilidades y capacidades. 

 

Practica junto a ellos los siguientes ejercicios cardiovasculares durante 20 minutos, dando a cada uno una duración de 4 minutos. Puedes ampliar el tiempo cuando veas que tus hijos quieren esforzarse más. 

 

Te puede interesar: Maneras de hacer stretching

Niño preparado para correr

 

1. Sprints

Correr de un punto hacia otro en una distancia no superior a 2 metros. La posición inicial es con las rodillas rozando el suelo y el cuerpo inclinado hacia delante. Se repite el movimiento de un lado a otro.

 

2. Escaladoras

Con las palmas de las manos en el suelo y el cuerpo totalmente estirado, el niño debe mover rápidamente sus rodillas hacia el pecho, intercalando, primero la izquierda y luego la derecha.

 

3. Saltos laterales

Simulando que tienen un lazo, el movimiento del salto debe ser continuo, pero en lugar de saltar en un solo espacio, se debe realizar de lado a lado.

 

4. Saltos verticales

Con los pies en paralelo a los hombros y el cuerpo totalmente erguido, se debe saltar lo más alto posible y al caer se debe quedar en posición de sentadilla, las rodillas flexionadas y los pies en 45º.

 

5. Burpee con flexión de pecho

Es el ejercicio más demandante de los mencionados, pero ayudará a trabajar fuerza y dinámica. Se realiza un salto vertical, pero en lugar de caer con posición de sentadilla se cambia rápido a plancha, es decir, con las palmas y las puntas de los pies apoyadas en el suelo. Se realiza una flexión de pecho y se repite el movimiento.

Niña amarrando sus zapatos para correr

Los ejercicios cardiovasculares pueden practicarse en cualquier lugar y momento, solo se necesitan ganas, la disciplina y la energía para querer ser siempre un campeón. Enseña a tus hijos que el esfuerzo y la dedicación siempre traerán triunfos.

Recuerda que para un mejor resultado, tus hijos deben estar acompañados con comida sana y alimentos nutritivos, como por ejemplo MILO®, que cuenta con ACTIV-GO, que con sus 6 vitaminas y 3 minerales ayudan a brindarle la energía necesaria para cada competición.

 

Cualquier tipo de actividad física trae beneficios para el organismo, siempre y cuando se mantenga en equilibrio, pensando en los límites y capacidades de los pequeños, por eso intenta que tus pequeños lo den todo y aprendan positivamente hasta dónde pueden llegar.

 

También te puede interesar: Prevenir calambres en el entrenamiento en casa