Conoce los tipos y funciones de la proteína en los niños

Tiempo de preparación
30 minutos


Las proteínas son esenciales en una alimentación balanceada porque ayudan al buen funcionamiento del cuerpo. Existen de origen animal y vegetal, para que tu hijo esté sano y fuerte es necesario que consuma en promedio 30-35 gramos por día, esta cantidad puede variar con la edad, el peso, la estatura y la cantidad de actividad física que realice. Descubramos juntos los tipos de proteína y sus beneficios.

 

¿Qué son las proteínas?

Son moléculas formadas por aminoácidos que dependiendo de sus componentes tienen una función específica en el cuerpo.

Las proteínas están compuestas por carbono, hidrógeno, nitrógeno  y oxígeno, otras además tienen fósforo y azufre. Estas, a su vez, corresponden a la mitad del peso de los tejidos del cuerpo y están presentes en todas las células y son necesarias para el correcto funcionamiento del organismo.

Por lo tanto es necesario incluirlas en la alimentación de tus hijos, porque gracias a su aporte y los beneficios únicos que poseen contribuyen al crecimiento.

 

Funciones de las proteínas

  • Son indispensables para el desarrollo muscular, de los tendones y cartílagos, permitiendo el correcto funcionamiento del sistema muscular.
  • Contribuyen a la reparación de los huesos, tejidos y órganos; por ejemplo, los niños están propensos a caídas, fracturas y heridas, por lo tanto una alimentación balanceada es necesaria para proteger a tu pequeño.
  • Contribuyen a la reparación de los huesos, tejidos y órganos; por ejemplo, los niños están propensos a caídas, fracturas y heridas, por lo tanto una alimentación balanceada es necesaria para proteger a tu pequeño.
  • Son fuente de energía, el cuerpo requiere de los hidratos de carbono y grasas de las proteínas que, en promedio aportan 9 calorías por gramo.

 

 

Tipos de proteína y alimentos en las que están presentes

 


Existen dos tipos:

1. Proteínas animales:

Conoce los tipos de proteína y sus funciones en el cuerpo de los niños

 

Están presentes en carnes, pollo, pescados, leche y huevos, entre otros.

A veces los niños rechazan algunos alimentos, por eso es necesario que seas creativo y refuerces su alimentación. Por ejemplo, a muchos no les gusta la leche sola, puedes modificarla agregando dos cucharadas de MILO®, además de darle un sabor delicioso tiene ACTIV-GO®, una combinación de malta, 6 vitaminas y 3 minerales, que contribuyen al buen funcionamiento de los músculos y huesos, evita el cansancio y la fatiga.

Un estudio de expertos en nutrición concluyó que después de que los niños hacen ejercicio o actividad física el equilibrio de proteína es negativo y para recuperarse necesitan al menos 5 gramos de proteína. Para asegurar esto, puedes darle a tu campeón alimentos con un buen aporte de proteínas como un MILO® en cajita.

2. Proteínas vegetales:

Se encuentran en las legumbres, o granos como se llaman comúnmente, también son fuente de proteína. En este grupo entran las lentejas, garbanzos, frijol, soya, arvejas secas.

Si prefieres evitar las carnes, es necesario que le des a tu hijo un cereal combinado con una legumbre, así te aseguras de darle un buen aporte de proteína.

Para que tu hijo esté sano y lleno de energía es necesario que tenga una alimentación balanceada que incluya frutas, verduras, lácteos, carnes, legumbres, carbohidratos y grasas; cada grupo de alimentos le aportan vitaminas y minerales que tienen beneficios para el correcto funcionamiento de su cuerpo. Para un estilo de vida saludable no olvides complementar con 60 minutos de actividad física al día.

Conoce los tipos de proteína y sus funciones en el cuerpo de los niños 2