SANTIAGO RAMÍREZ MORALES

Ciclismo de pista

Un niño que sueña en su bicicleta, un hombre que pedalea hacia la gloria

Cuando Santiago recibió el mensaje; el alma le volvió al cuerpo. Había viajado con su equipo al Mundial de Pista de Londres para clasificar a los Olímpicos de Rio 2016, pero, el tiempo que hicieron no era el mejor. La decepción los estaba consumiendo y se alistaban para volver a casa.

Santiago había conseguido dos medallas de plata en los Bolivarianos de 2013 y el segundo lugar en la Copa Mundo 2014 para la prueba de Keirin, por lo que el objetivo próximo era el Mundial de Londres y la clasificación a Rio 2016. Pero como suele pasar, nada salió como lo habían planeado, y él y su equipo obtuvieron el noveno lugar.

Sin embargo, la felicidad llegó a Santiago junto con el mensaje de la Federación; su esfuerzo le había valido la clasificación individual a los Olímpicos para la prueba de velocidad.

Ahora Santiago se levanta a entrenar con más exigencia y disciplina para brillar en Brasil, porque ese es justamente el mensaje que le quiere transmitir a Antonella, su hija recién nacida: nunca hay que darse por vencido.

MILO® patrocinador del Comité Olímpico Colombiano y de una generación formada por el deporte.