Que no se escapen del desayuno

Todos los niños prefieren divertirse que comer. Existen varias maneras para hacer que el momento de desayunar sea el momento favorito del día de tu hijo. ¿Qué tal si haces del desayuno un momento para disfrutar juntos? Lo más importante de esto es que tu hijo entienda de manera lúdica, lo importante que es desayunar todos los días y las diferentes opciones de desayuno que hay para no caer en la rutina y el cansancio con el menú. Que no tengas que escuchar ‘¡Mamá! ¿Otra vez el mismo desayuno? ¡No quiero!’.

Recuérdale cada mañana que el desayuno es la manera de reabastecerse de la energía que ha gastado durante la noche mientras duerme y lo importante que es recargar esa energía para alcanzar sus metas y estar activo cada día.

Un desayuno balanceado tiene cuatro componentes:

  1. Los cereales: En forma de pan o cereales para desayuno, carbohidratos y fibra. Estos son los que proporcionan a tu hijo energía durante más tiempo. Las vitaminas y minerales también se encuentran en los granos. ¡Mamá también puedes optar por los productos integrales!
  2. Frutas y vegetales crudos: Estos contienen importantes vitaminas, minerales, fibra y sustancias vegetales secundarias.
  3. Leche y productos lácteos: Fortificados con un alto contenido de hierro y proteínas de alta calidad.
  4. Bebidas: Una taza de MILO® es un complemento ideal para el desayuno en la mañana.<

Para hacer del desayuno el momento más increíble del día tenemos para ti los mejores tips que de seguro te convertirán en una gran mamá.

  • ¿Y si lo sorprendes esta mañana con su personaje favorito dentro del desayuno?

029-Salchichas-Hojaldradas

  • La frutas pueden convertirse en la comida preferida si logras hacer con ellas el paisaje más increíble de todos.

029-Salchichas-Hojaldradas

  • ¡Esta mañana haz que se sienta identificado con su desayuno y sonría!

No olvides que tu hijo necesita suficientes carbohidratos de liberación rápida para comenzar sus días con toda la energía y estos los puedes encontrar en las frutas, zumos de fruta y mermeladas. Este tipo de alimentos le garantizará a tu hijo un gran nivel de rendimiento y concentración en sus actividades diarias, sobre todo en lo que tiene que ver con su rendimiento académico que es tan importante para su buen desarrollo.

Fuente: Nutrición NESTLÉ®