Potencia el rendimiento escolar de tus hijos desde el desayuno

Probablemente sabes que de la calidad de la alimentación depende en gran medida el rendimiento físico de tu familia durante el día y tienes claro que el desayuno es la comida que le proporciona a tus hijos los nutrientes y la energía necesaria para que comiencen bien todas sus actividades y cumplan con sus obligaciones. Sin embargo, ¿sabías que un desayuno balanceado es una de las claves para fomentar el buen rendimiento académico de los más pequeños del hogar?

¿Quieres saber más? A continuación encontrarás toda la información que demuestra que no se trata solo de un mito urbano y que hay evidencia científica que comprueba que el desayuno es una de las claves de la excelencia.

 

Importancia de la alimentación en general

Independientemente de la edad, todos los miembros de tu familia necesitan recibir una alimentación saludable que supla sus necesidades nutricionales básicas y que les permita obtener energía , pero el caso de los niños es especial. Durante la infancia todo el organismo de tus hijos está en crecimiento y la alimentación correcta contribuye a potenciar o a hacer más lento este proceso natural del desarrollo infantil. Es por eso que la mejor forma de preparar a tus hijos desde casa y contribuir con su crecimiento es ofrecerles una alimentación adecuada.

 

¿Por qué el desayuno?

Por ser la primera comida del día el desayuno es el encargado de activar el metabolismo luego del descanso y el ayuno prolongado de la noche, y de brindar a los niños el combustible necesario para realizar sus actividades de la mañana. Es por eso que una buena alimentación en las primeras horas del día favorece el adecuado desempeño de los niños durante su jornada estudiantil (que por lo general inicia en la mañana).

 

¿Cómo contribuye al desempeño académico?

Un estudio de la Universidad de Cardiff, publicado por la revista Public Health Nutrition, reveló que el desayuno escolar saludable influye directamente en el rendimiento escolar de los niños. A esta conclusión se llegó luego de analizar los hábitos de un grupo de 5000 niños entre 9 y 11 años que desayunaron diferentes menús antes de ir a presentar un examen final.

Durante el análisis se descubrió que los niños que omitieron la primera comida del día tuvieron un desempeño académico dos veces más bajo en comparación a los que tomaron un desayuno, y se observó que quienes comieron porciones grandes de frutas y verduras obtuvieron mejores resultados al presentar su examen de fin de año. Esto se debe que la ingesta adecuada de nutrientes permite que los niños sean más receptivos y obtengan la energía suficiente para mantenerse concentrados y enérgicos durante sus jornadas de estudio.

 

No se trata de un desayuno cualquiera

Ahora, cabe aclarar que para estimular el desempeño de tus hijos el desayuno debe ser saludable, porque además de saciar el hambre el objetivo de esta comida es nutrir. De hecho, un desayuno desbalanceado puede afectar negativamente el rendimiento de tus pequeños como lo demostró el mismo estudio de la Universidad de Cardiff. En la publicación se reportó que los niños que comieron dulces o papas fritas durante el desayuno tuvieron resultados negativos en las pruebas escolares que presentaron, por lo que no es suficiente que te conformes con servir un desayuno en las mañanas, sino que además debes asegurarte de que sea balanceado y sea el adecuado según la edad de tus hijos.

 

MILO® te ayuda a preparar un desayuno nutritivo

No pienses que lograr un desayuno nutritivo para tus hijos es una tarea imposible. Esta comida puede ser sencilla, rica y saludable si incluyes frutas, cereales, lácteos, verduras y cereales en el menú de la mañana. Además, MILO® te ayuda a conseguir el balance nutricional perfecto porque contiene ACTIV-GO®, una fusión de malta, vitaminas y minerales que cuando se mezclan con leche y cocoa ayudan a preparar a tus hijos para los retos intelectuales y físicos que tengan que enfrentar durante el día. Lo mejor es que por ser una bebida instantánea ahorras tiempo en la preparación que puedes invertir en hacer el resto del desayuno que estará listo en menos de 10 minutos.

No permitas que tus hijos salgan de casa sin desayunar y aprovecha este momento del día para compartir y divertirte en familia. Si tienes muchas ocupaciones y poco tiempo deja listos los ingredientes desde el día anterior y haz el esfuerzo de preparar un desayuno saludable, recuerda que además de contribuir con la salud de tus hijos les darás un empujón adicional para que logren excelentes resultados académicos.