Piña en un dos por tres

La fruta debe ser un aliado infaltable de la lonchera y como sabemos que el tiempo es corto en la mañana, aquí traemos una forma fácil y sencilla de cortar una de las frutas más ricas pero complejas de alistar: la piña.

 

Paso 1: Después de lavar la piña, corta la parte superior e inferior con un cuchillo afilado.

 

Paso 2: Desliza el cuchillo en movimiento hacia abajo para quitar la cáscara, incluidos los “ojos” de la piña.

 

Paso 3: Corta la piña en cuartos a la derecha a través del centro y quita el corazón de la fruta. Sumerge los trozos en una jarra de agua en la nevera y estará perfecta para comer.