A MIS PAPAS LES DEBO EL HOMBRE Y EL ATLETA QUE SOY

Ser atleta es una opción de vida. Hablamos con uno de los representantes de Colombia a los Juegos Olímpicos 2016.

José Montaña es uno de los atletas que tendrá la posibilidad de representar a Colombia en los juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Este bogotano de 24 años, que practica la marcha atlética desde que tenía 10, reconoce que aunque hoy es él quien tiene la oportunidad de viajar por todo el mundo y quien recibe todo el reconocimiento, gran parte de su éxito se la debe a sus padres que desde la niñez le inculcaron el hábito de practicar deporte y lo apoyaron en cada paso que tuvo que dar para alcanzar sus metas.

Tuvimos la oportunidad de conversar con José sobre sus inicios en el atletismo, sus sueños cumplidos y las nuevas metas por alcanzar ahora que es uno de los atletas que ha logrado la marca necesaria para representar al país en los Olímpicos, y esto fue lo que nos contó.

¿Cómo te sumergiste en el mundo del deporte?

Mi papá es un hombre activo y siempre busco que sus hijos nos involucráramos en actividades deportivas. Cuando tenía aproximadamente 10 años quería aprender a jugar fútbol, como la mayoría de niños, pero en el proceso me di cuenta de que no tenia tantas cualidades para ese deporte pero aún así me divertía. Justo en ese momento mi papá conoció a Carlos Garavito, un profesor de iniciación al atletismo, él me conoció y se dio cuenta de que tenía un buen biotipo para el atletismo así que empecé a entrenarme.

¿Por qué elegiste la marcha?

No conocía la disciplina, como la mayoría de personas, pero cuando empecé a entrenar en la pista de atletismo cerca de personas muy profesionales como mi ex entrenadora Sandra Zapata, que estuvo dos veces en los Olímpicos, y Fernando López, que estuvo entre los 10 mejores atletas del mundo, me animé y empecé a hacer las cosas con más cariño y pasión para un día llegar a ser como ellos. Además veía el deporte como una oportunidad para mejorar mi calidad de vida porque tenía contacto con atletas que habían viajado mucho, que habían logrado marcas importantes, que habían conseguido estudiar gracias al deporte.

¿Qué te ha aportado en el plano personal?

El deporte me ayudó a formar mi carácter y a fomentar la disciplina en mi vida. Entrenar sin excusas para conseguir los objetivos fortaleció mi sentido de la responsabilidad y además me abrió los ojos para soñar más. Me di cuenta de que podía alcanzar cosas que nunca había pensado, llegar a lugares que ni siquiera me había imaginado y ponerme retos cada vez más grandes. Además, gracias a los buenos resultados y el apoyo de entidades gubernamentales he conseguido beneficios económicos y oportunidades que me han permitido entrenarme, mejorar mi estilo de vida y hasta estudiar.

¿Estudios relacionados con el ámbito deportivo?

No, aunque el atletismo me ha dado muchas alegrías no es lo único que quiero hacer en mi vida. Mis papás siempre nos inculcaron, a mi hermana y a mí, que debíamos ser personas integrales, así que además de entrenar también me estoy preparando en la universidad. Estoy estudiando Ingeniería Electrónica porque, aunque el deporte es muy importante para mí, tengo claro que no me va a durar para toda la vida, puede llegar una lesión o cualquier inconveniente así que quiero planear mi futuro como profesional.

¿Qué podrías recomendarle a una mamá que no sabe en cuál disciplina deportiva iniciar a su hijo?

Yo creo que lo más importante es que acompañen a sus hijos en el proceso de exploración, que los guíen pero que siempre les permitan elegir a ellos mismos. En mi caso mis padres siempre me apoyaron y lo siguen haciendo, tanto en el ámbito personal como en el profesional, la verdad es que a mis papás les debo el hombre y el atleta que soy porque siempre han estado a mi lado, en los triunfos y en las derrotas. Una de las cosas más bonitas en una competencia es sentir el apoyo de la familia, mirar hacia el público y ver la cara de las personas que quieres llenas de orgullo y emoción aunque ganes o pierdas, ese siempre es el mejor premio tanto para ellos como para mí porque en el camino que me ha traído hasta este punto tan importante de mi carrera siempre han estado presentes.

¿Qué esperas de los Olímpicos de Río de Janeiro?

Mi objetivo es estar entre los 10 mejores atletas en la categoría. Me he preparado fuertemente con trabajo y entrenamiento constante durante los últimos años, la verdad esperé mucho tiempo para que se me presentara una oportunidad como esta y si todo sale bien prometo dar mi mejor esfuerzo y obtener buenos resultados. José es un gran ejemplo de la importancia del apoyo de los padres en el desarrollo de los objetivos personales, profesionales y deportivos de los hijos. La historia de este atleta es una de muchas que llegan a feliz término gracias al apoyo de madres que como tú se valen de cualquier herramienta para acompañar a sus pequeños en cada etapa de la vida; una razón más para que te des a la tarea de buscar un deporte adecuado para la edad de tu hijo y te conviertas en su mejor hincha.