MATÍAS ECHEVERRY CASTAÑEDA

Karateka

Un niño que imita a su ídolo, un deportista que se enfrenta a cualquier reto.

Todo empezó el día que vio a un colombiano ganar la medalla olímpica de Taekwondo. En ese momento Matías decidió que quería aprender artes marciales, su padre lo llevó a la Liga y allí conoció el Karate.

Para él no solo se trata de patadas y puños. Es todo lo que aprende en cada práctica: Disciplina, tranquilidad y claridad mental.

Desde que tiene 8 años llega con toda la energía a entrenar cada fin de semana, muchas veces tiene que enfrentarse a oponentes más grandes que él, esto le ha enseñado a no rendirse ante ningún obstáculo.

Durante el tiempo que lleva entrenando, se ha destacado por su empeño y disciplina, sus padres y entrenadores admiran la capacidad de autocontrol que ha desarrollado mientras que él aprendió que el deporte no solo le enseña a ganar.

En las canchas se forma una nueva generación, con el poder del deporte y la energía de MILO®.