MANUEL ARANGO GÓMEZ

Basquetbolista

Un niño que juega en un parque, un deportista que se convierte en el corazón de todo un equipo.

Gracias a su abuela, descubrió su gran pasión: El baloncesto, mientras sus padres trabajan, ella lo llevaba a la cancha.

Después de su abuela fue su mamá quien lo llevo a entrenar a un equipo, tenía solo 6 años pero la suficiente energía para aprender lo básico del deporte: driblar y lanzar.

Con el paso del tiempo, aprendió a pasar el balón y a armar jugadas, poco a poco se convirtió en el corazón de su equipo. Ahora Manuel juega como armador o pívot en la selección de su colegio, no siempre ganan, pero él sabe que las derrotas también hacen parte del deporte y le enseñan que para superar nuevos retos hay que esforzarse cada día un poco más. 

Sus metas están claras: Quiere ser un basquetbolista profesional, primero jugar en la selección Antioquia y después en la selección nacional.

Cada jornada de entrenamiento y todo el esfuerzo puesto para alcanzar sus objetivos no solo le han traído triunfos y reconocimientos, también le han enseñado a trabajar en equipo, a respetar a los demás, a ser persistente y a no rendirse nunca.

En las canchas se forma una nueva generación, con el poder del deporte y la energía de MILO®.