LINA MARCELA FLOREZ

Atletismo (vallas)

Una niña que ama competir, una mujer que supera todos los obstáculos

En el colegio le gustaba tomar la delantera, sobrepasar a sus compañeras y solo volverlas a ver hasta llegar a la meta. Así se convirtió en la más rápida, hasta que un entrenador la vio y supo que llegaría lejos. Así comenzó el sueño que comparte con su familia.

Lina Marcela Florez pasó los primeros años corriendo en la pista, en 100 y 200 metros planos, hasta que un día conoció las vallas. Aprendió a saltarlas, anticiparlas y mantener el ritmo hasta llegar a la meta, y todos los días en los entrenamientos se esfuerza por no cometer errores.

En 2014, en el punto más alto de su carrera, una lesión de rodilla casi le corta la alegría por saltar. En lugar de llorar, decidió recuperarse y entrenar más duro. Tuvo que aprender a manejar la ansiedad por volver a competir, porque la mente de un atleta también debe entrenarse.

Tras diez meses de recuperación, volvió a lo que más le gusta: las carreras de vallas. En Cali, en los Juegos Nacionales, logró el oro al completar la competencia con 13 segundos, marca que la clasificó a Rio 2016. Allí espera una nueva medalla.

MILO® patrocinador del Comité Olímpico Colombiano y de una generación formada por el deporte.