JORGE ARMANDO RUIZ

Marcha

Un niño que sigue su pasión, un hombre que marcha por su país

El objetivo era sencillo: había que correr más rápido que los compañeros para ganarse los Intercolegiados. Jorge Armando Ruiz sabía en el fondo que con sus capacidades podría lograrlo, por eso aceleró la marcha y solo paró hasta cruzar la meta. Allí lo esperaba un futuro mejor.

Uno de sus profesores, al ver su velocidad, lo animó a practicar atletismo. Pero la pasión de Jorge Armando por la marcha era gigante. Se tenía confianza, y lo demostró al ganar el campeonato nacional con apenas tres meses de práctica.

Pero el camino no fue sencillo. La ausencia de apoyo y de patrocinio, sumando a las dificultades para entrenarse, lo llevaron a abandonar el deporte. En lugar de ello se alistó en el Ejército.

En el cuartel creyeron que también podía defender al país desde las pistas, y lo animaron a retomar la marcha. Él siguió el consejo, y lo retribuyó en forma de medallas en los juegos Bolivarianos y Centroamericanos. Ahora marchará por ellas en lo Olímpicos de Rio 2016.

MILO® patrocinador del Comité Olímpico Colombiano y de una generación formada por el deporte.