JOEL ARÉVALO

Futbolista

Un niño que se esfuerza el doble, un deportista que llegará a la cima.

Nunca se imaginó que el primer gol que marcó en su vida, sería el inicio de una carrera prometedora en el fútbol.

 

Viajó cientos de kilómetros lejos de su casa y amigos en Ibagué para llegar a Medellín, donde se entrena para ser un futbolista profesional, aprendió que para llegar lejos hay que tomar riesgos.

 

Su familia lo acompaña a donde vaya, su sueño ahora es el sueño de todos, sus papás lo apoyan para convertirse en un gran deportista pero a cambio le exigen altas calificaciones.

 

El día es para el estudio, pero la noche es para el fútbol, por eso, después de una tarde de tareas, acude sin falta a sus entrenamientos de las 7 de la noche.

Joel no es el más alto de su equipo pero si el más talentoso: las flexiones, cuclillas, abdominales y largas jornadas de entrenamiento, le han enseñado que la grandeza va por dentro. Cada mañana se levanta a trabajar por su sueño: convertirse en nuevo ídolo del fútbol colombiano.

En las canchas se forma una nueva generación, con el poder del deporte y la energía de MILO®.