DIEGO PALOMEQUE

Atletismo

Un niño con determinación, un guerrero que no se detiene

Cuando apenas comenzaban las carreras, parecía que su futuro había acabado. Eso sintió Diego Palomeque cuando en agosto de 2012 le notificaron que quedaba expulsado de los Olímpicos de Londres al dar positivo por testosterona. Por si fuera poco, lo suspenderían por dos años.

Tenía apenas 18 años. Desde su natal Carepa, Antioquia, se había destacado por su talento y determinación en llegar lejos en las pruebas de 400 metros planos, por entrenar duro y superarse a sí mismo. Ahora tenía que quedarse quieto.

Durante la suspensión, Diego entró al Ejército y siguió entrenándose física y mentalmente para demostrar que era un digno campeón. Por eso, cuando llegó su oportunidad en 2016, corrió con todas sus fuerzas. Fue dejando atrás a sus rivales y en cada competencia subió al podio. De hecho, fue el más destacado en el Grand Prix Sudamericano de Chile con seis medallas de oro.

Ahora su revancha vendrá en Rio 2016, el escenario perfecto para demostrar que es un campeón con tesón.

MILO® patrocinador del Comité Olímpico Colombiano y de una generación formada por el deporte.