Requerimientos nutricionales en la alimentación de los niños

El cuerpo humano tiene unos requerimientos nutricionales para funcionar correctamente y aún más el de los pequeños por estar en una etapa de desarrollo. Ten a la mano esta guía metabólica y nutricional para poner en práctica con tus familia.

nutrientes-en-los-alimentos
Descubre los nutrientes en los alimentos y sus beneficios

recetas de desayunos saludables que te pueden servir. 

 

Meriendas sanas

Grandes y chicos necesitan recargar las baterías a lo largo del día, por eso es importante elegir entre este grupo de alimentos, alguno que otorgue esa carga extra de energía y nutrientes que necesitan para terminar el día. Una cajita de MILO® fría es una buena idea, si quieres más te recomendamos aquí algunas de nuestras recetas de meriendas saludables para que sorprendas a tus pequeños.

Almuerzo y cena

Al mediodía se debe ingerir una alta cantidad de nutrientes, por ende esta comida suele ser la de mayor contenid

Selecciona alimentos ricos en vitaminas como las verduras y las frutas para que los músculos, el metabolismo y su energía durante el día funcionen con normalidad.

Por ejemplo un almuerzo siempre debe tener

  1. Una porción de proteína
  2. Un carbohidrato complejo, procura incluir productos integrales
  3. Una porción de vegetales ricos en nutrientes y minerales
  4. Líquido para hidratar el cuerpo y hacer fácil el proceso digestivo

Ejemplo de ello es esta Receta en familia NESTLÉ®,  (LINK: https://www.recetasnestle.com.co/recetas/arroz-con-camarones) en la que se junta la proteína animal, los vegetales y el arroz como carbohidrato.

La importancia radica en buscar un balance entre los ingredientes y sus porciones. La creatividad juega un gran papel, ya que puedes sorprender a tus pequeños con presentaciones agradables de las comidas y al mismo tiempo darle una alimentación saludable.

 

Conocer los nutrientes de los alimentos es vital para que cada familia entienda cómo tener una alimentación saludable y sana que aprenderán los pequeños.

La fórmula para unos buenos hábitos alimenticios no es una sola, implica esfuerzo, responsabilidad y autoconocimiento. Ya que cada organismo es diferente y los requerimientos nutricionales son distintos en las diferentes etapas de la vida.