Cómo lograr un desayuno más nutritivo para tu hijo

Preparar recetas diferentes, nutritivas y que llamen la atención de los pequeños puede resultar muy sencillo con estos consejos.

En pocos pasos, que no te quitarán mucho tiempo, podrás preparar un desayuno balanceado con ingredientes saludables y necesarios para mantener a tu hijo lleno de energía durante las primeras horas del día.

1Prepárale lo que le gusta

Todas sabemos lo que le gusta a nuestros hijos y nos encanta darles gusto, por eso es genial poder preparar ese plato especial que tanto les gusta, con ingredientes saludables. Seguramente, así será más fácil que se coma todo lo que le sirvas sin necesidad de rogarle ni de gastar mucho tiempo en esta tarea. Ten en mente los alimentos que más le gustan a tu pequeño para hacer que sea más fácil cocinar y logres que tu hijo tome un desayuno completo.

2Todo está en el balance

Para lograr que tu hijo se sienta lleno durante las primeras horas del día, es importante que elijas alimentos e ingredientes que tengan los nutrientes y provean los beneficios suficientes. Intenta servirle frutas variadas, alimentos con altos contenidos de proteína como huevo y lácteos, otros como cereales y bebidas frías o calientes como MILO® ACTIV-GO®, que además de ser deliciosa es muy nutritiva y es perfecta para empezar el día con la energía que tu hijo necesita para sus actividades diarias.

3Experimenta

En algunas ocasiones, los desayunos se pueden tornar aburridos, por eso arriésgate a crear nuevas recetas con ingredientes que le puedan gustar a tu hijo. Puedes jugar con alimentos como el huevo, queso, cereales, frutas, MILO® ACTIV-GO® y otros con los que puedes crear recetas perfectas para pequeños y adultos. ¿Qué tal fruta con granola o un granizado de MILO® ACTIV-GO®? Es muy fácil sorprender a tu hijo y mimarlo con lo que más le gusta.

4Evitar el exceso de azúcar

Trata de que su primera comida del día sea una de las más nutritivas, ya que será la que le proveerá la energía que le permitirá empezar el día con energía. Para lograrlo, reduce el consumo de alimentos con exceso de azúcar como las galletas, pasteles o postres y ofréceles opciones más sanas que seguro disfrutarán. Recuerda que un desayuno balanceado debe incluir una porción de fruta, una de proteína, un lácteo y una bebida. Estos simples consejos seguro harán que tu hijo se sienta con más energía durante las mañanas, además de ayudarlo a tener un mejor desarrollo y disfrutar la comida más importante del día.