Cada alimento en su lugar

El objetivo de toda mamá es lograr que la lonchera de su hijo llegue sana y salva al colegio. Un deseo que no es fácil de cumplir pues los niños siempre están en movimiento causando pequeños estragos, como sándwiches húmedos o manzanas con un sabor diferente.

 

¿Cómo evitar este tipo de incidentes?

 

Utiliza bolsas resellables para empacar el pan y evitar que se humedezca con las bebidas que están en la lonchera.

Utiliza papel film o papel aluminio, para conservar el sabor y proteger los alimentos.

Utiliza recipientes con divisiones para evitar que los sabores se mezclen.

Utiliza bebidas en empaque Tetra Pak® para evitar posibles filtraciones de líquidos. Un delicioso #MILOenCajita puede ser una gran opción.

 

 

Ahora ya sabes cómo lograr que tu hijo disfrute la lonchera tal y como se la preparaste.