Artes marciales: deporte perfecto para tu hijo

A través de esta actividad, los pequeños pueden aprender métodos de defensa personal, cuidado de la salud y disciplina.

Las artes marciales son prácticas tradicionales y culturales que se han hecho cada vez más populares entre las nuevas generaciones ya que ofrecen múltiples beneficios como la concentración, el aumento de la resistencia cardiovascular y la formación de la disciplina. Aunque existen varios estilos dentro de esta categoría, la mayoría se caracteriza por promover la defensa personal, la disciplina, la salud, el desarrollo psicológico, la confianza y otras destrezas que seguro beneficiarán a tu hijo a corto y largo plazo. Puedes ayudarlos a elegir entre karate, tae kwon do, judo, jujitsu y otras opciones, aunque estas son las más populares.

1Disciplina

Desde ser cumplido con la hora de entrada a clase, hasta seguir las órdenes de los maestros permitirán que tu hijo empiece a adquirir responsabilidades que le permitan tomar decisiones autónomas. Además, es una de las características y valores principales de estas prácticas, que se enfocan en el crecimiento y desarrollo personal.

2Socialización

Esta es la oportunidad perfecta para que tu hijo haga nuevos amigos de su edad y con sus mismos intereses. Es usual que durante el tiempo de clase se realicen actividades grupales o en pareja, que le facilitarán la interacción. Además, tu pequeño podrá relacionarse con personas mayores a él que representan una figura de autoridad y disciplina con los que podrá entablar otro tipo de conversaciones.

3Encontrar una pasión

Si lo incentivaste a realizar esta actividad o si tu hijo lo decidió por su cuenta desde que era pequeño, es probable que más que un ejercicio regular se convierta en una pasión que puede llegar a ser de por vida. Es común que las actividades que se disfrutan se conviertan en parte esencial de su vida, así que es probable que tu pequeño encuentre en esta actividad un espacio para encontrarse a sí mismo.

4Los mantiene saludables y activos

Es importante que incentives a tu hijo a realizar este tipo de actividades, ya que lo ayudará a mantenerse en actividad constante para que su metabolismo se active a través de movimientos tradicionales que fortalecerán su cuerpo y lo mantendrán en el peso ideal. Esta puede ser una actividad extracurricular que tu pequeño puede llevar a cabo después del colegio, en vacaciones o los fines de semana. Antes de que tu hijo empiece una actividad de este tipo, asegúrate de que se sienta cómodo y a gusto, pues seguro así notarás mejores resultados en su desempeño y mayor motivación. Recuerda que puedes darle unas pequeñas onces antes o después del ejercicio, en las que puedes incluir MILO ® EN CAJITA, que es fácil de llevar a cualquier parte y lo ayudará a tener energía.