Aprende a ser la mejor hincha de tus hijos

Anima a tus hijos a realizar actividades físicas y demuéstrales que además de ser una gran mamá puedes ser la mejor hincha.

Sabemos que como madre quieres hacer todo lo que esté a tu alcance para favorecer el crecimiento adecuado de tus hijos. Es por eso que te invitamos a motivarlos a hacer del deporte un hábito que además de asegurarles horas de diversión, estimule su motricidad, contribuya con el buen desarrollo de su organismo y los ayude a mejorar sus relaciones sociales a través del trabajo en equipo.

Para facilitarte esta tarea a continuación te compartimos 5 consejos para que te conviertas en la mejor hincha de tus hijos y para que ellos puedan disfrutar de todos los beneficios de un estilo de vida activo.

 

Ayúdalos a buscar el deporte perfecto

Tú conoces mejor que nadie los gustos y las capacidades de tus hijos, así que eres la asesora perfecta para ayudarles a tomar esa decisión y encontrar una alternativa que se adapte a su edad mientras potencia sus cualidades físicas y mentales. Anímalos a asumir retos y demuéstrales todo tu apoyo para que mejoren su desempeño en la disciplina que hayan elegido.

 

Enséñales el valor del juego limpio

La niñez es una etapa fundamental en la que los niños aprenden cómo relacionarse con las demás personas y con su entorno. Durante esta etapa, ellos observan y ponen en práctica conductas que aplicarán durante el resto de sus vidas, por eso es muy importante que les enseñes la importancia del juego limpio. Aprovecha el escenario deportivo para incentivar el cumplimiento de las reglas del deporte y mostrarles la importancia de respetar a sus compañeros de equipo y contrincantes.

 

Recuérdales que es más importante competir que ganar

Aunque el objetivo de una competencia es conseguir el primer lugar, es importante que tus hijos tengan presente que lo más valioso es participar en la competencia, practicar ejercicio y compartir en equipo. No se trata de eliminar por completo el instinto de competitividad que en muchas ocasiones incentiva a mejorar el rendimiento, sino de hacer énfasis en que independientemente del resultado lo que realmente vale la pena es divertirse. Acompáñalos a sus competencias y ten preparado siempre un abrazo aunque ganen o pierdan.

 

Cuida su salud y nutrición

Los niños tienen necesidades nutricionales especiales debido a que los tejidos de su cuerpo están en crecimiento. Además, la actividad física exige mucha energía, por lo que es importante que te asegures de proporcionarles una dieta con las calorías, macronutrientes, las vitaminas y los minerales que necesitan. Para lograrlo es indispensable que te asegures de incluir todos los grupos de alimentos como cereales, lácteos, frutas, verduras, proteínas en el menú diario, entre otros y complementes su alimentación con MILO®, que te ayuda a conseguir el balance nutricional perfecto gracias a su componente ACTIV-GO®, una fusión de malta, vitaminas y minerales que cuando se mezclan con leche y cocoa recarga a tus hijos de energía después de un entrenamiento agotador y los prepara para que puedan continuar con sus actividades diarias.

 

¡Participa!

Los buenos hábitos siempre se adquieren desde casa, y como tú eres el referente más cercano para tus hijos es muy importante que les des un buen ejemplo. No tienes que ser una deportista profesional, de hecho puedes aprovechar que tus hijos practican un deporte para informarte, empezar a hacer ejercicio y compartir en familia este nuevo espacio. Ten presente que involucrarte en las actividades de tus hijos fortalece los lazos de afecto y confianza y que esta puede ser una nueva oportunidad para que tú también logres que el deporte sea parte de tu vida.

Aprovecha todas las oportunidades que tengas para compartir con tu familia y demuéstrales a tus hijos que estás dispuesta a apoyarlos y ayudarlos a superar cualquier reto como mamá, amiga y compañera de equipo.