Alimentos frescos en la lonchera

Muchas veces durante el día alimentos como la fruta, o gelatina se calientan al interior de la lonchera, resultando una opción poco agradable para el consumo de los niños.

Para evitar esto, llena una botella plástica con agua y déjala en el congelador hasta que se forme hielo, luego ponla en la lonchera junto a los alimentos, que consideres son más agradables cuando están fríos.

Esta es una buena idea para mantener tu #MILOenCajita frío hasta la hora del recreo.