Adios al banano negro

El banano es considerado una gran fuente de energía convirtiéndose en el alimento favorito de las mamás para mandarlo en la lonchera. Sin embargo es frecuente que al quitar la cáscara o cortar la fruta esta se oxide, ocasionando que los niños no se lo coman y se pierda. Por eso queremos compartir contigo un tip que servirá para conservarlo por más tiempo y tus hijos lo disfruten en grande.

Vierte jugo de naranja natural en un tazón, sumerge el banano sin cáscara y en rodajas durante uno o dos minutos, luego colócalo en un colador y deja que drene el jugo de la fruta y listo.