10 beneficios de los deportes en equipo

Incentiva a tus hijos a practicar deportes en equipo y aprovecha todos los beneficios que esta actividad proporciona para su desarrollo físico y social.

El deporte es un complemento perfecto para lograr que tus hijos crezcan sanos y fuertes porque la actividad física beneficia el desarrollo adecuado de su cuerpo. Pero el ejercicio no solo interviene en el plano físico, la práctica de este tipo de actividades también tiene un gran impacto en el desarrollo de las relaciones interpersonales de los niños, sobretodo cuando se trata de deportes en equipo.

Si quieres conocer 10 beneficios de la práctica deportiva durante la niñez no dejes de leer este artículo.

 

Respeto por las reglas

La práctica de todos los deportes en grupo se realiza bajo reglas y lineamientos claros que deben ser respetados por todos los participantes. Este factor es muy importante para que tus hijos comprendan que tanto en el campo de juego como fuera de él existen normas que deben cumplir. Además, a través del deporte pueden comprender que estas reglas no están impuestas por azar sino que de su cumplimiento depende la armonía del equipo y de la competencia, tal y como funcionan las leyes en la sociedad.

 

Compañerismo

Si uno de los compañeros de tus hijos olvida llevar su merienda es muy probable que ellos decidan compartir la lonchera. Durante la infancia un acto de compañerismo tan sencillo como este le enseña a los niños la importancia de ayudar a los miembros de su equipo y a comprender que cuando se da o se recibe apoyo es mucho más fácil conseguir los objetivos.

 

Respeto por las diferencias

Cuando se juega en equipo no importan las diferencias. Si tus hijos han tenido discusiones con alguno de sus compañeros las harán a un lado porque al final todos deben trabajar por el objetivo común que es conseguir la victoria. Esta actitud les ayudará a tolerar y respetar la personalidad de los demás y a evitar dilatar problemas que al final se pueden resolver fácilmente.

 

Liderazgo

En algún momento tus hijos tendrán que asumir el liderazgo del equipo y poner a prueba la capacidad para dirigir a sus compañeros. Las grandes ventajas de que un niño asuma la posición de líder son la contribución al fortalecimiento de sus capacidades para trabajar en grupo y la oportunidad de forjar un criterio que permita asumir y asignar responsabilidades que faciliten el triunfo del equipo.

 

Disciplina

El éxito en la práctica de cualquier deporte depende de la disciplina, pero cuando se trata de un deporte en equipo el compromiso con el grupo es un factor que hace más fuerte el respeto por los horarios de práctica y la responsabilidad de cumplir con las tareas que se asignen para mejorar el rendimiento. En muchas ocasiones cuando un niño practica un deporte individual puede perder el entusiasmo y abandonar su objetivo, mientras que el apoyo de un equipo que lo incentiva aumenta su compromiso por mantenerse firme y disciplinado.

 

Pensamiento estratégico

El éxito de un equipo deportivo consiste en la identificación de las habilidades de cada uno de sus integrantes y la creación de una estrategia efectiva que potencie esas fortalezas individuales. En principio el encargado de crear la estrategia es el entrenador del equipo, pero con el tiempo los competidores aprenden a identificar los factores que se deben considerar para idear un plan que lleve al equipo a la victoria.

 

Humildad y manejo de la frustración

En las competencias deportivas muchas veces tus hijos disfrutarán de la victoria pero también aprenderán a enfrentar las derrotas. Esta es una gran enseñanza para sus vidas porque les mostrará que aunque ganen o pierdan lo más importante es divertirse durante el juego y competir.

 

Aumento de la autoestima

Seguramente cuando tus hijos marcan un punto a favor del equipo tú estás en primera fila dispuesta a decirles lo orgullosa que te sientes de ellos. Este reconocimiento es fundamental para que tus hijos fortalezcan su autoestima sabiendo que son importantes y que sus aportes son reconocidos por los demás.

 

Fortalece los lazos familiares

Otra gran ventaja de la práctica del deporte en equipo es que las competencias no son solo asunto de los niños sino que se convierten en actividades familiares que aumentan la confianza, generan una comunicación más amena y, además de ayudarte a cumplir con tu rol de madre, te convierten en una amiga más de tus hijos.

 

Evita las actividades de ocio sedentarias

Los niños tienen mucho tiempo libre y actualmente es común que lo destinen a actividades que no les exigen moverse e interactuar con otros niños, como por ejemplo ver televisión, jugar videojuegos o navegar en internet. Aunque estas actividades fortalecen sus capacidades cognitivas no es bueno que dediquen todo su tiempo de descanso a realizarlas. Lo ideal es que las alternen con otras que les ayuden a desarrollar capacidades de comunicación e integración.

¡No necesitas más razones! Incentiva desde ya a tus hijos para que incluyan el deporte en equipo dentro de sus actividades de recreación, elige una alternativa que se ajuste a sus gustos personales y conviértete en la hincha número uno para que se diviertan y al mismo tiempo mejoren sus habilidades físicas y sociales.

Además, recuerda que para que tus hijos se beneficien de las prácticas deportivas es importante que incluyas en la alimentación diaria un vaso de MILO® que brinda el balance nutricional perfecto porque contiene ACTIV-GO®, una fusión de malta, vitaminas y minerales que cuando se mezclan con leche y cocoa proporciona nutrientes necesarios para ayudar a que tus hijos crezcan sanos y fuertes.